14/11/2021
Córdoba

Elecciones en la obra social de la UNC: en no docentes, la Lista 14 se plantó contra las camarillas

Una campaña que denunció el vaciamiento de las prestaciones internas y el desfinanciamiento de Daspu.

En medio de un temporal que dificultó la votación, se realizaron las elecciones de vocales y comisión fiscalizadora de la obra social universitaria (DASPU) para el claustro no docente, donde primaron los aparatos de la obra social y los decanatos. Para vocales (datos provisorios), la Lista 1 (MUN) obtuvo 1100 votos, 899 la Lista 23 (vallejismo), 525 la Lista 10 (kirchnerismo), 132 la Lista 366 (Avanzar) y 84 la lista 14 que conformamos desde La Naranja No Docentes junto a activistas de distintas dependencias.

Estos números muestran un predominio de los aparatos del sindicato y decanatos, que volcaron todo su peso en estas elecciones (situación análoga se dio en el claustro docente) para garantizarse el control de la caja de la obra social, pero también para medirse de cara a las elecciones de rector que se realizarán en pocos meses.

Tal es así que durante las recorridas nos encontramos en varios lados con planteos de que “bajaron que hay que votar a la lista…”. En esto jugó mucho las promesas de distinta índole, como recategorizaciones, nuevos cargos, pases a planta, para un colectivo de trabajadores que ha visto en muy poco tiempo como sus condiciones laborales se han pauperizado.

En la campaña vimos cómo las distintas listas lanzaban propuestas y consignas totalmente alejadas de la realidad. Los planteos de “cambio”, “renovación” y “unidad” fueron hechos por listas que hace años están en la comisión directiva de Daspu y quienes en cuestión de semanas pasaron de ser una sola lista para consiliarios y compartir la dirección de AGTUNC, a ser tres en estas elecciones (la 1, 10 y 23).

El MUN hizo campaña diciéndose “100% No Docente”, obviando que su referente Hector Gatti es funcionario del rectorado de Hugo Juri. Este mismo criterio aplica a las demás listas que están con uno u otro decanato, que han dirigido la Daspu y la UNC avalando y aplicando las políticas de ajuste. Por su parte, la lista kirchnerista habló de renovación cuando se integraron a la conducción del sindicato que meses antes mandó patotas contra les estudiantes que luchan contra el ajuste; algo bien clarificador: elijen las patotas por sobre les luchadores. Nosotros pedimos la absolución de les 27 estudiantes perseguidos por el Rectorado.

Desde la Lista 14 “Defensa y recuperación de Daspu” realizamos una campaña explicando la crisis de la obra social, el malestar de las y los trabajadores ante el vaciamiento de las prestaciones internas y el desfinanciamiento, la falta de transparencia en las decisiones. A esto le opusimos la asamblea de afiliadas/os para sacar a la obra social del pozo en el que se encuentra.

Por otro lado, ligamos la falta de transparencia y el no llamado a asamblea (parte del reglamento de Daspu) con los negociados en conjunto entre la medicina privada y la actual comisión directiva y su presidencia, enmarcándolo en un proceso privatizador más general del que las distintas camarillas universitarias de radicales, peronistas y kirchneristas son cómplices.

Nuestro resultado tiene puntos fuertes en facultades y dependencias donde trabajan les compañeres de la lista y donde venimos realizando una campaña sistemática. En las mesas como en la de Filo-Psicología-Arquitectura, la de FAMAF-Químicas y la de Hemoderivados salimos tercera fuerza, dejando atrás a la 366 y al vallejismo.

El agrupamiento tras la Lista 14 es un paso adelante en la defensa de nuestra obra social y de les no docentes, un colectivo bastante golpeado durante la pandemia. Entendemos que el proceso de vaciamiento y ajuste no se agotan con las elecciones sino que vienen con mayor virulencia luego de éstas, por lo que es necesario darle una continuidad en un agrupamiento independiente de las autoridades que sirva para poner en pie los lugares de trabajo. La complicidad de la conducción de AGTUNC y sus distintas fracciones con este ajuste deja como tarea la recuperación de los cuerpos de delegados y el sindicato. Desde La Naranja No Docentes nos ponemos a menester de estas tareas en el próximo periodo y llamamos a los activistas de la UNC a sumarse, en defensa de la universidad pública.

También te puede interesar:

La convocatoria rechaza el ajuste de quienes gobiernan.
La conducción Celeste de Uepc cogestiona el cierre de carreras.
Una mujer fue secuestrada junto a su hija de un año y medio durante 4 días. Allí fue abusada sexualmente y torturada por su expareja.
Lo presentó la concejala Cintia Frencia; un programa de salida al déficit habitacional.
El gobierno de Schiaretti valló puentes, plaza Vélez Sarsfield y el Patio Olmos.