13/07/2000 | 673

Elecciones en la UOM

El 21 de julio se cierra el plazo de presentación de listas para las elecciones en la UOM. El sindicato llega a esta instancia en una crisis sin precedentes.


Ante todo, está inmovilizado frente a la ola de suspensiones y despidos en toda la industria. En la gran movilización del 31 de mayo contra el FMI, la UOM estuvo sencillamente ausente.


El patrimonio del gremio está en riesgo por la quiebra de la Obra Social. Lideradas por las siderúrgicas, 24 seccionales se han ‘abierto’ de Lorenzo Miguel.


La escisión ha puesto fin al régimen de «lista única». En un sinnúmero de seccionales hay reuniones febriles para armar listas; en unos casos contra el oficialismo miguelista, en otros a la inversa, como reacción del golpeado aparato oficial.


En el congreso de la UOM, Miguel fracasó en su intento de expulsar a la seccional Villa Constitución, que fue defendida por las llamadas seccionales rebeldes.


Estas se han bautizado «Ignacio Rucci» y están capitaneadas por Brunelli. Enarbolan la bandera del convenio por empresa, tan caro a las patronales siderúrgicas, y apoyan a Daer contra Moyano.


Los polos de la crisis pertenecen a la burocracia, pero la crisis es inmensa. Así lo demuestra la iniciativa del cuerpo de delegados de Emfer, que se ha pronunciado por una tercera lista antiburocrática en la seccional San Martín, donde se disputan la conducción Lobato, del miguelismo, y Saracho, por la Rucci.


El PO, en su folleto «Qué hacer frente a la crisis de la UOM», propuso también «la formación de terceras listas para reconstruir la UOM». Llamamos a todo el activismo y a todos los delegados honestos y jóvenes, que se reclaman de lucha, a apoyar la iniciativa de Emfer.


Por si hacía falta alguna prueba sobre los límites de los viejos miguelistas convertidos en opositores, Monteverde, de la Capital, llegó a un acuerdo con el miguelismo garantizando la lista única y ahorrándole una derrota directa al ‘líder’. La lista Blanca de Capital (CTA), ante esta unidad se quedó sin libreto, demostrando no haber sabido reagrupar al activismo de lucha alrededor de un programa independiente de la burocracia.


El ejemplo de Emfer puede ser una referencia importante en Campana, a favor de una lista del cuerpo de delegados de Siderca. En esa perspectiva trabaja nuestro partido.

En esta nota

También te puede interesar:

Mariana reingresó  a la escuela. Una primera victoria en una lucha que continúa.
¡Reincorporación ya de las dos profesoras!
Hoy se movilizaron al Ministerio de Trabajo reclamando mejores condiciones laborales.
En medio de la segunda ola y el pico de contagios.
Se realizaron medidas de fuerza en hospitales de la capital y el interior provincial.