16/09/2010 | 1146

Elecciones en la Utpba: Votemos al Frente de Unidad

Candidato a secretario de Organización por el Frente de Unidad

El 28 y 29 de septiembre se realizan las elecciones del gremio de prensa. La lista oficial es la de la vieja y descompuesta burocracia centroizquierdista, la que dirige el gremio hace 24 años, que permitió la liquidación de conquistas históricas del gremio y que ha mutado hoy en agencia del kirchnerismo.

Contra esta burocracia agotada, las cuatro agrupaciones opositoras del gremio pusimos en pie el Frente de Unidad para las elecciones del gremio. El Frente ha tenido un rol muy importante en el conflicto del diario Crítica de la Argentina, en la denuncia sobre los manejos mafiosos en la obra social y en la lucha por la convocatoria a paritarias. El Frente actuó durante meses de lucha como una UTPBA autoconvocada, superando la completa defección de la dirección sindical. El Frente se coloca así en el terreno de la pelea por la expulsión de la burocracia del sindicato. Tiene, por lo tanto, un carácter práctico preciso.

Por su composición, el frente refleja una contradicción no superada. Conviven en su seno tanto la Naranja de Prensa como agrupaciones que sostienen expectativas en el gobierno. Debido a esto, el frente como tal no ha fijado posición sobre la Ley de Medios, ni sobre el 82% móvil. Siendo concientes de estas limitaciones, consideramos al frente un enorme paso adelante del activismo combativo para poner en pie una UTPBA basada en la organización de los trabajadores de las empresas, en sus delegados y en la soberanía de la asamblea general. A estos objetivos concurre la candidatura de Osvaldo Bayer, seguido integralmente por delegados combativos.

El Frente está integrado por más de 50 delegados de la mayoría de las principales empresas periodísticas, las que nuclean a más de 4.000 trabajadores, así como por compañeros de los sectores más desprotegidos (colaboradores sin relación de dependencia, trabajadores de empresas pequeñas de la Capital y el Gran Buenos Aires). El reagrupamiento opositor ha golpeado fuerte a la burocracia, que se vio obligada a sacar de los principales puestos de su lista a dos de los principales burócratas de siempre. Por temor a que reiteráramos nuestra denuncia de que son vagos -que los golpeó muy fuerte en la campaña electoral anterior-, se inventaron una condición laboral que no tienen. La patronal kirchnerista de Tiempo Argentino les brindó protección «antiñoqui» al blanquearlos con algunas columnas de «opinión» de apoyo al gobierno en las páginas del diario. Fiel a su costumbre, la burocracia vuelve a llevar en sus listas a un grupo de empresarios, entre ellos, Eduardo Aliverti, quien es uno de los dueños de la escuela de Periodismo Eter, que se dedica a ofrecer pasantías a las empresas, entre ellas a Clarín, lo que significa que es un agente del gobierno que no se priva de realizar negocios con Magnetto. Otros dueños de empresas son también parte del armado burocrático (TEA, diarios y FM del Gran Buenos Aires).

La Naranja, como parte del Frente de Unidad, está desplegando una intensa actividad en todo el gremio con un gran impacto en las empresas. El dato negativo es que hay mínima afiliación, por el repudio a la burocracia y porque ésta impulsa concientemente que los compañeros no se afilien para así poder concretar el fraude del padrón «trucho» de «colaboradores» sin empresa con más facilidad. El viernes pasado, centenares de compañeros concurrieron al lanzamiento de la campaña del Frente. Ahora vamos por 200 fiscales para poner un límite al fraude que prepara la burocracia.

 

 

La lucha contra el fraude

La burocracia de la UTPBA montó un fraude escandaloso en la asamblea de Junta Electoral. El objetivo de la maniobra delictiva fue impedir que la oposición obtuviese la representación por minoría y, por consiguiente, algún control sobre las elecciones y el padrón trucho. De la mano de punteros de Sabbatella, centenares de individuos ajenos al gremio ingresaron a la asamblea sin acreditación alguna. Luego, en la asamblea, la burocracia hizo lo que quiso con la complicidad de los funcionarios del Ministerio de Trabajo. El Frente de Unidad decidió impugnar la asamblea fraudulenta ante la cartera laboral, abriendo un voluminoso expediente en donde dejamos constancia de la acción bochornosa de la burocracia. La denuncia fue acompañada con una movilización. Transcurridos 70 días, el Ministerio aún no se ha pronunciado. Es que cualquier intervención ministerial contra el fraude pondría en evidencia que la manipulación de padrones no sólo es privativa de la UTPBA, sino que es la base del dominio de la burocracia sobre los sindicatos. Ante el silencio de Tomada, el Frente de Unidad ha decidido elevar la impugnación de la asamblea de junta y de las elecciones truchas a la Justicia.

En esta nota

También te puede interesar:

Vamos con todo al paro del miércoles 9 en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores de prensa.
Romina Del Plá presenta un proyecto en el Congreso Nacional.
Continúa el ciclo de entrevistas de Prensa Obrera en vivo por Instagram.
Los trabajadores lo repudiaron en una asamblea virtual y decidieron medidas de lucha