Sindicales

12/5/2022

|
1645

Docentes

Elecciones en Suteba: Baradel ganó con trampas y un gremio en retroceso

En La Matanza fueron impugnadas por la Multicolor.

Las elecciones de Suteba –realizadas en medio de un operativo fraudulento sin precedentes- dieron como resultado un retroceso de la Multicolor y de los Sutebas Multicolores. La Celeste o sus versiones encubiertas ganaron en Quilmes, Escobar, General Madariaga y Ensenada, mientras la Multicolor retuvo las conducciones de Tigre, Marcos Paz y Bahía Blanca.

En La Matanza las elecciones han sido impugnadas por la Multicolor, que ganó por amplia mayoría en las urnas de las escuelas, mientras la Celeste obtuvo sus votos en los circuitos amañados de jubilados y de sedes de votación en otros sindicatos, como la UOM, justificados en que en ellos funcionaban centros de educación profesional. La Celeste se autoproclamó ganadora mediante un golpe de estado de la junta electoral baradelista, que se negó a registrar la impugnación de una urna que fue sustraída por la presidenta de mesa, abierta y llenada con más de cien votos truchos, todos celestes, a los ojos de todos. La Multicolor se impuso por 1.732 votos a 1.693 contra la Celeste, sin computar los sufragios de la urna sede, que la Celeste escrutó en soledad sin el consentimiento de la lista Multicolor. Los resultados esgrimidos por el baradelismo señalan haber ganado por apenas 64 votos de diferencia, reconociendo que ello solo posible si se convalidan los metidos con la mano en la urna impugnada.

Alta abstención

El comicio tuvo como principal característica una amplia abstención electoral, verificada en todos los distritos celestes o multicolores en los que se pudo fiscalizar el comicio. Solo en seis seccionales (Lomas de Zamora, La Matanza, Bahía Blanca, Tigre, Sarmiento y San Martín-Tres de Febrero, estas últimas ahora divididas en nuevos distritos), tomadas como ejemplo, hay 2.600 votantes menos respecto de 2017, aproximadamente un 20 % menos. En Matanza ello significó alrededor de 1.190 sufragios por detrás del año 2017. En una elección en la que la votación total del padrón –siempre donde pudo controlar- no supera el 40/45 %.

La abstención electoral es la expresión del vaciamiento y paralización del gremio por la dirección de Baradel, con un Suteba que en los últimos tres años no realizó ni una sola acción de fuerza, a pesar del retroceso salarial, la disminución drástica de los puestos de trabajo y el avance de la precarización laboral. A la losa que es la burocracia celeste se le sumó la desarticulación que provocó la pandemia, con la docencia virtualizada durante dos años.

Sobre esta desmovilización –de una docencia que apenas dos años antes recibió al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner con un parazo nacional en casi todo el país en 2019 (Infobae, 5/3/19)–, prosperó la ampliación y consolidación del aparato de la celeste de Suteba, sostenido por prebendas y múltiples cargos en el aparato educativo de parte del gobierno de Kicillof.

Este entramado entre gobierno y burocracia reforzó su papel disciplinador de la docencia. La Celeste tiene secretarios de inspección, consejeros escolares, inspectores, directores, funcionarios de la Dirección de Cultura y Educación de la provincia y toda una red al interior de las escuelas, con amplio poder para imponer condiciones en el funcionamiento diario de las escuelas, pero también en la cobertura de cargos y en la vida laboral general de la docencia.

Mimetización, cooptaciones y fraude

El avance del aparato choca, contradictoriamente, con un amplio malestar por el ajuste del gobierno peronista, que ahora profundizará más, pacto colonial con el FMI mediante, y que exigirá de una mayor colaboración de la burocracia. Por eso la burocracia tuvo que ocultar su cara, presentarse con nombres que ocultaban su color Celeste. Solo para dar dos ejemplos, en General Madariaga (donde sumaron decenas de afiliados nuevos provenientes de su aparato) se presentaron con el color Verde y en Ensenada como “Sudeste”, ambas despegadas de la lista provincial de Baradel, que en las dos seccionales perdió ampliamente frente a la Multicolor.

El operativo político contra la Multicolor contó también con la disolución de la agrupación del secretario general de Escobar, José Magallanes, que se presentó en alianza con la Celeste, y con el servilismo del PCR-Azul y Blanca que, resultado de su integración al gobierno peronista (y van…) rompió la Multicolor en Quilmes y en Matanza (además de votar a Sudeste en Ensenada). Eso a pesar de que ello le costó perder la dirección de la seccional Quilmes, de la que son fundadores, a manos de la Celeste (el principal motivo por el que la Azul y Blanca se sumó a la Multicolor fue justamente para encontrar espalda que no tenía para defender esa seccional). En Matanza, la lista armada por la exsecretaria gremial del Suteba Multicolor, Marta Gómez, con un sector del PJ local, que obtuvo 690 votos –en la versión del escrutinio de la junta electoral baradelista- fue un factor consciente, estratégico, para restar votos que consoliden al Suteba clasista, algo que los docentes matanceros no le perdonarán otra vez, porque ya lo hicieron en el año 2003, facilitando el regreso de la Celeste al Suteba Matanza.

Por último, los padrones fueron inflados de manera grosera. En Matanza, está denunciado en la junta electoral y en el Ministerio de Trabajo la incorporación de más de 400 docentes y jubilados truchos, que no han podido acreditar su condición de tales, más de 250 de ellos identificados en el expediente presentado en el ministerio de Moroni. Con la obtención del padrón definitivo luego de una aguda lucha de parte de los compañeros de Matanza, esa lista se ampliará con la identificación de cada uno los empadronados truchos.

No al fraude en La Matanza. Defensa incondicional del Suteba Multicolor

Reforzar a Baradel fue una cuestión de Estado para el gobierno peronista de Kicillof, que avanza contra el salario, las condiciones laborales y la falta de inversión educativa para pagar al FMI y a sus propios acreedores. Así fue reflejado por un editorial específico sobre las elecciones de Matanza que se publicó 24 horas antes en el diario Clarín: “El resultado, que se conocerá cerca de la medianoche, es un dato que mirarán con atención en la Gobernación bonaerense: tiene alto impacto porque podría preservar a un aliado clave en un sector decisivo de la gestión de gobierno: la educación en el sistema público”.

Vamos por una gran campaña nacional para defender al Suteba Matanza, y por la defensa del frente único Multicolor, que con los votos de las escuelas, en toda la provincia seremos organizadores de la resistencia de la docencia al ajuste fondomonetarista contra la educación pública y las condiciones laborales de los docentes de Kicillof y el gobierno nacional. Tribuna Docente trabajará desde cada escuela para hacerlo y para que el frente único Multicolor recupere lo perdido y vaya por mucho más.