11/11/2004 | 876

Elecciones ferroviarias: el gobierno (y la burocracia) sostienen a Pedraza

Las elecciones del 3 de noviembre permitieron el triunfo de la lista combativa Bordó en Victo­ria. El frente único de Pedraza, el Ministerio de Trabajo y la Justicia contra el activismo ferro­viario, pudo derrotar a la Lista Bordó en las seccionales de De la Costa y Haedo (provin­cia de Buenos Aires), e impugnar las listas combativas en Escalada y Mar del Plata. Pe­draza contó con una Junta Electoral adicta que hizo todo lo posible para impedir la presenta­ción de listas de oposición. Contó con un Mi­nisterio de Trabajo cómplice que avaló las proscripciones y una Cámara de Apelaciones que resolvió en tiempo record la habilitación de unas elecciones fraudulentas, suspendidas por un juez de primera instancia.


En enero pasado, en el congreso que refor­mó los estatutos de la Unión Ferroviaria, el voto afirmativo de 5 congresales celestes adelanta­ba lo que sería el pasaje de una parte de la opo­sición hacia el campo del oficialismo. Luego de publicada la convocatoria electoral, los moyanistas se integraron a la Verde. La CTA planteó en­tregar sin lucha las seccionales opositoras, pro­pugnando la abstención electoral.


De este modo, el moyanismo y la CTA, inte­grantes de la Agrupación Ferroviaria “17 de Octu­bre”, le aportaron un apoyo inestimable a Pedraza.


Kirchner ha demostrado continuar la política ferroviaria de Menem, De la Rúa y Duhalde, con la reprivatización del Belgrano Cargas, la adjudi­cación del San Martín y el aumento del subsidio a los vaciadores ferroviarios. Para hacer pasar es­ta política y los acuerdos antinacionales con el FMI, los acreedores privados y las privatizadas, Kirchner “reunificó” a la burocracia sindical.


La Bordó debió enfrentar, así, un difícil cua­dro de aislamiento. En la seccional Escalada, las recategorizaciones y la incorporación masiva de personal al Metropolitano pretendieron ser instrumentados para recomponer a la pe que sufrió en las elecciones de delegados de septiembre del año pasado. A partir de ahora. , querrá cobrárselas a través de los planes de re­estructuración que comenzarán con la privatiza­ción de Ferrobaires.


La presentación de la lista secciona!, aunque fuera proscripta por la Junta Electora! verde, fue un triunfo de los ferroviarios del Roca. Las mo­vilizaciones al ministerio y a Independencia, los actos, el corte; toda la lucha de la Bordó en de­fensa del derecho a elegir de todos los ferrovia­rios es ejemplo de una actitud incaudicable.


En ese combate, el PO denunció el papel de la burocracia, la connivencia del Ministerio de Tra­bajo, de la Justicia y del gobierno de Kirchner.