24/11/2021

Elecciones SiPreBA: una masiva movilización de los trabajadores de prensa por la personería

La Naranja de Prensa

Los trabajadores de prensa de la Ciudad de Buenos Aires protagonizaron una profunda y vasta movilización el pasado 17 de noviembre. Centenares de afiliados se acercaron a las 15 mesas que se desplegaron en redacciones, radios, canales de TV, medios recuperados y la sede del sindicato para concretar su voto en favor de la Lista Pluricolor del SiPreBA.

La gran movilización que, en el marco de la persistencia del teletrabajo en las redacciones de los principales medios, superó las expectativas más optimistas tuvo un contenido muy concreto: poner de manifiesto ante las patronales y en especial ante el Ministerio de Trabajo, una vez más, que la legítima representación sindical del gremio corresponde al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y no a la burocrática y extinta Utpba.

Un día antes, ese sindicato que sobrevive por el concurso de los tres últimos gobiernos y las patronales de medios, había firmado una revisión de la paritaria salarial que llevaba el 30% firmado hasta un 42% que recién se cobrará en mayo de 2022 y que, pretenden, sea en los hechos una primer cuota del próximo ejercicio paritario. Lo que, subestimando a los trabajadores, habrán pensado que sería una suerte de alivio se transformó en un impulso mayor a la elección que, además, se abrió paso en las redes sociales como tema del día. Los trabajadores de prensa hicieron saber públicamente que el sostenimiento de la negación de la legítima representación del SiPreBA es una anomalía que arrastra varios años y que explica en definitiva que la inmensa mayoría de los salarios no lleguen a cubrir una canasta de pobreza y que los y las periodistas se vean obligados a recurrir al pluriempleo para llegar a fin de mes, violentando en los hechos la jornada laboral de convenio.

Es que la fundación del sindicato, resuelta mediante un masivo plebiscito en 2014, fue el resultado de la experiencia de miles de trabajadores de prensa con sus delegados en todas las redacciones y canales de TV. Fue el desenlace lógico de la lucha por la recuperación de las paritarias de prensa escrita motorizadas en 2013 con paritarios electos por las asambleas de base y por los cuerpos de delegados recuperados en su totalidad por la oposición ante una conducción paralizada y subordinada a las patronales y sostenida con padrones truchos avalados, una y otra vez, por el Ministerio de Trabajo del kirchnerista Carlos Tomada.

La lista única presentada en SiPreBA, que no tuvo oposición interna, en realidad, fue un agrupamiento contra la Utpba, las patronales y el propio Estado. Así lo entendieron los centenares de trabajadores que, en muchísimos casos, decidieron volver a sus lugares de trabajo luego de un año y medio de ‘home office’ con el sólo propósito de emitir su voto expresando esa posición de lucha.

Esa lista, con sus contradicciones internas, expresa la unidad de acción del activismo antiburocrático que recuperó las paritarias y el método de la huelga en el gremio. Que enfrentó los cierres de medios como Crítica, Tiempo Argentino, Radio América y el resto de los medios del G23 vaciados por la patronal kirchnerista. Que lideró la inmensa huelga triunfante en Télam contra los centenares de despidos que dispuso el macrismo, que enfrentó los despidos en Clarín luego de haber reconstruido su comisión interna desarticulada por la empresa durante más de una década. La que organizó las permanentes luchas contra las patronales precarizadoras de Perfil, El Cronista y Página 12, que luchó contra los cierres y despidos de Atlántida y Publiexpress en medio de la pandemia.

La lista y el propio SiPreBA expresan el proceso y reconstrucción gremial en los canales de TV, en Clarín y Canal 13, en Telefé y América TV.

Pero los votos de los afiliados también plantean una ruta de trabajo. Votaron muchos trabajadores en la sede central del sindicato que, estando afiliados, trabajan en redacciones, canales y radios que aún no cuentan con delegados y comisiones internas y donde prima la precarización laboral, la elusión de los convenios y el monotributismo. El camino de la reconstrucción del tejido gremial en prensa plantea cada vez nuevos y más amplios horizontes.

El frente único de delegados y activistas que recuperó las paritarias y la huelga y que derivó en la fundación del SiPreBA se puso en marcha en momentos en los que se discutía la ley de medios, cuando la opinión pública se encontraba atravesada por la grieta entre las diferentes patronales que se alineaban (y alinean) con una u otra variante patronal. La unidad por abajo de los trabajadores, con autonomía de la orientación editorial y política de las patronales, marcó un punto de partida y, objetivamente, un rumbo de independencia de clase que aún persiste a pesar de la recurrente lucha política que anida en el interior del sindicato entre quienes en nombre de la unidad en abstracto con el movimiento obrero traccionan por integrarlo a la burocracia sindical kirchnerista y, de la mano de ella, al gobierno nacional.

Las luchas recurrentes contra las patronales de uno y otro lado de la grieta que comparten cámara empresaria y la política salarial de hambre y precarización, empujan a los trabajadores a un camino de unidad e independencia. Por eso, en el festejo final en la sede sindical, primó el cántico fundacional del SipreBA: “Sindicatos de los trabajadores, ni de los gobiernos ni de los patrones”.

La elección en sí misma constituyó una movilización política con un reclamo contundente para poner fin a la burocracia de la Utpba y exigir al gobierno el reconocimiento inmediato de la personería al SiPreBA y, hasta tanto no se dirima formalmente la representación única, su derecho pleno de participar en las paritarias con potestad de veto.

Al mismo tiempo es una señal para el propio sindicato. Como lo demuestran las luchas de Página/12, Perfil, El Cronista Comercial etc., la base está dispuesta a movilizarse por lo que considera sus derechos. Por el salario, en defensa del convenio y el estatuto profesional del periodista y las condiciones laborales.

El mandato que recibe la nueva comisión directiva de parte de los y las trabajadoras es organizar esa lucha contra las patronales y el gobierno para enterrar definitivamente a la burocracia sindical del gremio de prensa.

También te puede interesar:

Reclamaron incremento salarial para todas las escalas.
A un año de la presentación de otro proyecto de Ley por Zona Desfavorable que se cajonea, Prensa Obrera entrevistó a Gabriel Musa, compañero de esta lucha.
A pesar de la presión de las patronales se concretó una medida de fuerza en reclamo de una recomposición salarial.