20/11/2008 | 1064

Emfer: La asamblea votó plan de lucha

En una asamblea, el jueves 6, los trabajadores de Emfer resolvieron un plan de lucha: retiro de colaboración hasta el 22 de diciembre y acciones a debatir en su momento por el aumento promedio de 500 pesos y el rechazo a todo tipo de suspensión. La moción se impuso por 126 a 58 frente a la que planteaba la ocupación de la planta. Una anterior ocupación, en la tercera semana de octubre, fue levantada dos días después de su inicio, luego de que la empresa aceptara debatir la cuestión salarial, algo a lo que se había opuesto tenazmente. En la negociación la empresa dio marcha atrás y se escudó en la crisis para dejar de lado el aumento salarial y poner sobre la mesa la posibilidad de suspensiones, que podrían afectar a 50 trabajadores (una sexta parte del plantel).

La decisión de los trabajadores atiende a dos circunstancias. Por un lado, la necesidad de la empresa de cumplir con contratos, que tienen plazos firmados y que sólo podrían cumplirse apelando a horas extras, por lo que el retiro de colaboración está muy lejos de ser una medida inocua. La moción del quite de colaboración provino de trabajadores probados en la lucha.

Los trabajadores de Emfer, que han arrancado a través de la lucha un salario que supera en un 50% al salario de bolsillo del resto de los metalúrgicos, tienen en su haber una ocupación victoriosa contra los despidos y hacen cumplir rigurosamente las conquistas del convenio.
Durante la reciente ocupación los trabajadores tuvieron el apoyo, a través de un paro de 24 horas, de los trabajadores de Tatsa, la planta que se encuentra en el mismo predio y responde a la misma patronal, y que debe ser parte del esfuerzo por poner en pie una unión de lucha contra los despidos y suspensiones.

En la misma línea debe considerarse la acción conjunta con trabajadores del grupo Plaza, TBA y Ecotrans, todas empresas del mismo grupo (Cirigliano, uno de los nombres emblemáticos de la «burguesía nacional» subsidiada por el gobierno K).

Llamamos a desplegar todas las iniciativas de solidaridad por la victoria de esta lucha, a reclamar un plenario de delegados de la UOM que debata una acción conjunta por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario – la prohibición de suspensiones y despidos y la generalización del reclamo salarial.

También te puede interesar:

Luego de meses de lucha contra el cierre de la planta de Migueletes, los trabajadores de Emfer y Tatsa han recibido una propuesta que implica el desmantelamiento del taller.