17/04/2020

Empaque: es hora de conformar comités obreros de seguridad e higiene

Nuestra salud y los salarios los defendemos los y las trabajadoras.
Delegado del empaque

En medio del avance del coronavirus (Covid-19), Carlos Aparicio, dirigente del Sindicato de Obreros y Empacadores de la Fruta de Río Negro y Neuquén, en la ciudad de Cipolletti -donde se encuentra la central gremial- dio una entrevista a un reconocido medio periodístico televisivo mencionando su propuesta para los empaques en tiempos de pandemia: la implementación de una jornada laboral de corrido.


Resulta que en la mayoría de las empresas de empaque, las y los trabajadores realizan jornadas desdobladas, interrumpidas por un receso entre la mañana y la tarde. La propuesta del horario corrido intenta calmar los reclamos de obreros y obreras que se han venido manifestando durante las últimas semanas, con la expectativa de que tan solor educiendo la movilidad se estarían garantizando el cuidado de la salud de trabajadores y trabajadoras.


Pero las faltas respecto de las normas de seguridad e higiene ya fueron denunciadas en Río Negro y Neuquén al inicio de la temporada por asambleas de trabajadores/as que votaron parar la producción, y hasta aquí no han sido atendidas en toda su dimensión.


La organización obrera ha aparecido por afuera de la actual conducción sindical. En Teorema (Villa Regina) se denunciaron la falta de normas mininas de seguridad y una asamblea de 50 personas votó parar. En Moño Azul (también Villa Regina) una asamblea había resuelto parar la producción de manera intermitente, en rechazo a los incumplimientos de la patronal respecto del mismo punto. En La Reginense la patronal no ha pagado la producción, y se debaten medidas a seguir. En Centenario (Neuquén), en el empaque La Flor se descontaron salarios luego de votar irse durante la primer cuarentena por la falta de medidas de seguridad.


¿En qué condiciones se viene trabajando?


Hubo incumplimientos patronales desde el comienzo de la cuarentena y la implementación de medidas sanitarias, donde la actual conducción sindical no tomó medidas para defender a las trabajadoras y trabajadores. Tampoco actuó frente a algunas suspensiones, incluso la de quien escribe, por reclamar en asambleas ante estas irregularidades (falta de jabón, agua, barbijos, alcohol en gel, hacinamiento, etc.), ni por el fraude electoral de delegados en el empaque La Reginense, los descuentos salariales, las represalias y los aprietes patronales.


Aparicio afirma que de todas maneras "se tiene que trabajar porque si no la gente no cobra", y que es mandato del secretario general Marcos Bielma hacer cumplir las normas de seguridad e higiene y el horario corrido.


Lo que dice también Aparicio es que "gracias a los compañeros, ellos (la patronal) tienen todo lo que tienen, y nosotros (dirigentes) también vivimos por el trabajo que hacen los compañeros (trabajadores/as)".


La actual conducción llega tarde, pero a la vez se coloca en otra vereda, porque hasta aquí ya pasó casi un mes de cuarentena y la actual conducción sigue con el reclamo discursivo, cuando trabajadores y trabajadoras ya votamos medidas concretas. Un dato, que en todo este cuadro no se puede obviar, fue la escandalosa la noticia de los millones de dólares que embolsan las patronales frutícolas producto de una mayor exportación de peras y manzanas, mientras miles de trabajadores/as arriesgan su vida.



Por la salud y los salarios de los y las trabajadoras, conformemos comités obreros


La actual conducción del sindicato se ha mostrado incapaz de llevar adelante un plan de lucha contra una patronal que explota a miles y miles de trabajadores y trabajadoras, y que no cumple con las normas de seguridad e higiene, ni sus propias propuestas.


El camino emprendido por un sector de trabajadores y trabajadoras en medio del avance del coronavirus, con la realización de asambleas independientes, puede ser un ejemplo a seguir en todo el movimiento obrero del empaque, que rechaza la pasividad de la actual conducción sindical ante los ataques patronales. El horizonte de estructurar comités obreros de seguridad e higiene en los empaques se acerca pero a la vez se hace indispensable, como se hace también indispensable un debate por estructurar una nueva organización sindical para recuperar el sindicato para los y las trabajadoras.


Ante el paliativo de una jornada de corrido le oponemos la necesidad de una jornada de 6 horas, y de horario corrido, sin afectar el salario y con todos los adicionales existentes, sin que se caiga ningún beneficio. Cumplimiento pleno de las normas de seguridad e higiene en todos los empaques. Por licencias para personas de riesgo, con goce de sueldos. Por el pago de la productividad y su integración al básico. No a los descuentos y las sanciones por reclamar y organizarse sindicalmente. Por un seguro al parado de la actividad, de $30.000. Por la conformación de comités obreros revocables que exijan las condiciones a la patronal. Abajo la persecución y los atropellos patronales.



 

También te puede interesar:

Una “tradición” que solo evidencia las relaciones entre el poder político y judicial.
A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
La provincia renueva dos bancas en diputados. Vamos con la izquierda, vamos con la lista 1A Unidad de la Izquierda en el Frente de Izquierda Unidad.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.