Sindicales

22/11/2023|1681

Empieza a moverse ATE: por un plan de lucha para derrotar la motosierra de Milei

delegado en la Junta Interna de ATE del Hospital Garrahan

El liberfacho llegó a postular que sobra “un millón y medio de empleados públicos”

El martes 21 por la mañana la seccional Capital de ATE convocó de urgencia un plenario de delegadxs generales. El triunfo del ultraderechista Milei y sus primeras declaraciones colocaron sin ambigüedades la perspectiva inmediata de cierres de dependencias y los consiguientes despidos masivos. El liberfacho llegó a postular que sobra “un millón y medio de empleados públicos”; semejante bravuconada anticipa una ofensiva en regla. Daniel Catalano, secretario general de la seccional, planteó realizar asambleas por sector de trabajo, un nuevo plenario de delegados el lunes 27 a las 9 am y una movilización al Congreso el jueves 30 “en defensa de los puestos de trabajo”.

En nuestra intervención planteamos que, más allá del balance sobre las responsabilidades de la situación catastrófica que enfrentamos, que podremos procesar mientras luchamos y no al margen de eso, se impone un giro total en la actividad de los sindicatos y centrales, que por responsabilidad de sus direcciones desmovilizaron a la clase trabajadora en el último período. Además, el domingo perdió un gobierno que ajustó, pero el partido de la lucha aún está por jugarse. Toda la energía debe estar puesta en movilizar por abajo a los compañeros y compañeras, y organizar un plan de lucha en serio, a la altura del ataque en curso. Por eso, llamamos la atención críticamente sobre el planteo de la conducción con relación a la paritaria, que está en el aire, sometida a la “transición” ajustadora de las reuniones entre Milei y Fernández. La agenda de la recomposición salarial también tiene que ser impuesta por la acción directa; las movidas “inteligentes” de rosca con los funcionarios devinieron abstractas.

Fue significativo que en el plenario abundaron los cuestionamientos al gobierno en tono autocrítico, pues la mayoría de los presentes defendió o integró como parte del peronismo a la administración de Fernández, Massa y Cristina. También se debatió mucho la “unidad” de ATE, que arrastra una pelea de camarillas entre sus distintas fracciones, lo cual derivó durante mucho tiempo en acciones separadas en tiempo o espacio. Los dirigentes dieron indicios inciertos de “unificación”; sin embargo, el punto fundamental no pasa por los acuerdos “por arriba”, sino “por abajo”. Es preciso impulsar a fondo las asambleas sin distinción de afiliación en cada lugar de trabajo, votar mandatos que apunten a un plan de lucha creciente y coordinado con los otros sectores amenazados -como trabajadoras y trabajadores de medios públicos-, que incluya la perspectiva de la ocupación de los lugares ante cierre o despidos.

Bochorno de ATE Nacional

Por el lado de ATE Nacional, la reunión de su conducción, también el martes 21, dejó un saldo patético. La Verde de Aguiar anunció un “estado de asamblea permanente”, el eufemismo clásico para no hacer absolutamente nada. De hecho, no convocaron concretamente ninguna asamblea, ningún plenario y ninguna acción. Lo único preciso es una próxima reunión del Consejo Directivo…el 14 de diciembre. Un planteo de completa desorganización de las y los estatales.

Por un plan de lucha contra la motosierra

Vayamos el lunes al plenario de Capital y participemos masivamente de la movilización del próximo jueves con un programa claro: pase a planta ya contra los despidos, aumento general de salarios, ningún estatal abajo de la canasta familiar. La educación y la salud no se venden: abajo la motosierra de Milei y Macri.