22/05/2021

Empleados de comercio: importante plenario combativo

Un paso adelante.

Convocado por la agrupación UTM (Unión de Trabajadores Mercantiles) que actúa en el gremio de comercio de la zona norte del Gran Buenos Aires, se realizó una plenario donde participaron diferentes agrupaciones combativas del gremio. Más de un centenar de compañeros, con la presencia de compañeros de diferentes regiones del país, discutieron cómo organizarse frente a la entregada de Cavalieri y la ofensiva patronal. La reforma laboral que pregonaban el año pasado las cámaras patronales de comercio la están implementando en los hechos: banco de horas en shoppings, un convenio para la rama call center que recorta 25% el salario, la polifuncionalidad y los contratos part time en los supermercados.

Del plenario participaron compañeros de Garbarino que están enfrentando la ofensiva patronal, que ha suspendido a la tercera parte de sus 4.500 empleados y no le está pagan ni siquiera la suspensión. El plenario discutió cómo enfrentar la negligencia patronal frente al Covid, la necesidad de tomar en nuestras manos la defensa de nuestra salud imponiendo los protocolos obreros.

También se rechazó la paritaria firmada por Cavalieri y se discutió salir a luchar por la reapertura. Junto a este reclamo se debatió impulsar la pelea por un bono mensual de 30 mil pesos por esencialidad. Y, lógicamente, se aprobó el apoyo a los compañeros de garbarino.

En el debate surgió el problema de la pandemia  ya que se multiplican los fallecimientos de compañeros de comercio, incluso aquellos que fueron obligados a volver a trabajar. El reclamos de vacunas para los trabajadores de comercio, considerados esenciales, también fue parte del debate: “las vacunas están en Garín”, plantearon varios compañeros.

La Naranja de Comercio planteó el rechazo de la paritaria firmada por Cavalieri y la pelea por 50% al básico. El bono de 30 mil pesos por esencialidad, la vacunación para todos y la ocupación de toda empresa que despida o cierra.

Planteamos impulsar una jornada de lucha para unificar a todos los “autoconvocados” de comercio, y poner en pie una mesa de agrupaciones y sectores combativos para ir coordinando las acciones y preparando un nuevo plenario.

El cierre del plenario a cargo de los organizadores tuvo el límite de que no se hizo votar las resoluciones. Sin embargo, en el plenario hubo una importante homogeneidad. Se conformó un grupo de WhatsApp entre agrupaciones y activistas de comercio y se quedó un nuevo plenario en 15 días. Se anunciaron diferentes acciones de lucha. El plenario fue un importante paso adelante. Un punto de partida para reagrupar las tendencias combativas del gremio para la pelea “autoconvocada” por todas las reivindicaciones.

También te puede interesar:

El salario de los choferes desciende otro escalón.
Autoconvocados presentaron un plan en el Ministerio de Producción para que trabajadores e infraestructura de la empresa sea absorbida por el Estado.
A pedido de los bonistas y con el visto bueno de la burocracia.