29/08/1996 | 508

En el Hospital de Clínicas ‘Autogestión’ significa mano dura

El director del Clínicas, Florentino Sanguinetti, reunió a más de 100 administrativos del hospital y los sometió a una ‘apretada’. Entrevistamos a una trabajadora que participó en la reunión, quien nos refirió lo siguiente.


La reunión consistió en hacer cargo al personal de supuesto ‘maltrato’ a los pacientes que concurren a consultorios externos y puso 60 días de plazo para modificar la situación. De lo contrario, se realizarán rotaciones del personal y se aplicarán suspensiones. Agregó que “para el que no le guste está abierta la puerta”. Y que hay mucha gente desocupada que está dispuesta a reemplazarlos por 250 pesos. También amenazó con sancionar al que omita cobrar el bono de atención a un paciente.


Los empleados que escuchaban la ‘patoteada’ del director ganan 330 pesos, más un premio de 100 pesos de presentismo (que se pierde por enfermedad) para atender público durante 7 horas en consultorios atestados. La ‘prueba’ del doctor fue una ‘queja’ escrita, que no leyó ni mostró a nadie. No había representantes gremiales presentes.


Otra compañera relata que el director recorre personalmente el Hospital, sancionando a trabajadores o tomando medidas como hacer tirar los bancos de las áreas de personal “por que están para trabajar y no para sentarse”. En el último período las sanciones arrecian.


Las compañeras agregan que esta política terrorista tiende a disciplinar al personal para la aplicación de nuevas medidas de ‘flexibilización’, como prolongación de la jornada, aumento de ritmos de trabajo, etc. Así sufren los trabajadores el proceso de ‘autogestión’ y privatización, ya muy avanzado, en el Hospital de Clínicas.


“Hay que organizar a los compañeros para enfrentar estos ataques y reclamar a la Comisión Interna que convoque a una asamblea del sector para decidir las medidas”, opinaron las compañeras.

En esta nota