17/08/2006 | 959

En Lockheed vuelven a la lucha

Una salida para la planta

En una masiva asamblea, los trabajadores de Lockheed mandataron a la directiva de Apta a convocar a un nuevo paro general si la patronal no cumple con los acuerdos resultantes de la lucha de julio. Los trabajadores reclaman efectivizar cinco contratados y tres tercerizados, y que un aumento para supervisores se extienda a todos. El conflicto ha paralizado la discusión del nuevo convenio.


La patronal dice que “no hay trabajo" aeronáutico; hace once años que los trabajadores vienen denunciando el carácter parasitario del contrato con Lockheed. Desde la kirchnerista Vaca Narvaja hasta el vice Schiaretti, acusan ahora a Lockheed de “vivir de la teta del Estado”. ¡Cómo si recién se enteraran! Son los mismos que aplaudieron la entrega al pulpo norteamericano en el '95; los mismos que se han abrazado año a año con la patronal; los mismos que le renovaron el contrato hasta 2007; los mismos que saben que la planta no produce ni medio Pampa.


La permanencia de Lockheed parece insostenible y el negocio es apetecido por otros grupos. Los que ahora salen a criticar al grupo norteamericano están preparando una nueva entrega.


Para convertir a la fábrica en productiva es necesario impedir que el Estado siga subsidiando a los pulpos capitalistas (solamente la Lockheed se ha llevado mil millones de dólares). Que la planta sea reestatizada; que se expropien los bienes de la empresa; que ese dinero sea invertido para la producción; que los trabajadores tengan control sobre la producción y el manejo de la fábrica. Nadie mejor que los trabajadores sabe cómo se hace funcionar una fábrica.

En esta nota

También te puede interesar: