29/11/2001 | 731

Es imprescindible un Congreso de delegados de escuela

La seccional Matanza de Suteba ha lanzado un plan zonal de ocupación de colegios para la próxima semana y está planteada la ocupación de la Dirección General de Escuelas, así como la instalación de un campamento docente. Es el preanuncio de lo que sucederá durante el verano ante la profundización del ajuste.


En este marco, se hace imprescindible que las seccionales y todas las agrupaciones y sectores de oposición intervengan en cada seccional del sindicato para lograr la convocatoria a un Congreso de delegados de escuela que discuta y lleve adelante un plan de lucha contra este feroz ataque y desenvuelva la huelga general educativa.


En esta perspectiva, es urgente la convocatoria al cuarto Encuentro de Delegados y Representantes de Escuela, ya que esto permitirá trazar una política unificada de acción que coordine los distintos movimientos docentes que se desarrollan en los distritos para darnos una estrategia de funcionamiento conjunto durante el verano, intervenir en el Suteba por la convocatoria a un Congreso provincial de delegados y preparar la huelga general


El gobierno ha acusado recibo de esta ebullición que se encuentra fuera del encorsetamiento sindical y ha retrocedido en el cese de los suplentes, originalmente anunciado para el primero de diciembre. No obstante, ha avanzado con la descentralización y las jubilaciones de oficio.


La marcha del jueves 22 o un acta de defunción


La dirección celeste de Yasky-Maffei, fiel a la tregua, ha dado por terminado el año con un discurso de «barricada», con la promesa de reinstalar la Carpa y fogoneando la consulta popular por el seguro de empleo y formación, encolumnando a la docencia detrás del Frenapo.


Mientras tanto, la Plaza se partía en dos al grito de «¡Plan de Lucha!». Esta situación grafica, de algún modo, la disputa que existe en el seno del Suteba, entre la burocracia sindical que pretende terminar la lucha ante el pago de la deuda salarial en un anodino intento por sostener la tregua, y la oposición de los maestros que reclaman un plan de lucha contra el pago fraccionado y en bonos, el ataque a los estatutos y regímenes de licencia, la municipalización, la eliminación del Incentivo, la cesantía de 8.000 suplentes, la jubilación compulsiva y el no pago del aguinaldo.


Las maniobras de la burocracia para vaciar la movilización «cambio de lugar de la marcha a último momento» no dieron resultado.


La marcha sintetizó esta disputa a través de varias situaciones de enfrentamiento, grescas y choques violentos que se prolongaron durante casi toda la manifestación en diversas situaciones entre el oficialismo y la oposición.

También te puede interesar:

Panorama político de la semana.
La eliminación de los subsidios del Estado implicaría un golpe directo al bolsillo de los trabajadores.
El próximo 11 de diciembre realizaremos en la provincia una gran movilización contra el pacto con el FMI. 
Vamos por un plan integral de construcción de escuelas, controlado por la comunidad educativa.
Fue el pasado viernes por una convocatoria efectuada por el FIT-U.