Sindicales

31/3/2016

|
1404

Estatales de Córdoba: asamblea general y movilización contra el gobierno

Una importante convocatoria tuvo lugar este martes 29 en el Polo Sanitario, donde se nuclearon compañeros de prácticamente todos los hospitales de la capital, Neonatal, Maternidad, Misericordia, San Roque, Córdoba, Tránsito Cáceres, Rawson, Neuropsiquiátrico; con fuerte presencia de los residentes. Estaban presentes UTS y ATE.


Una importante convocatoria tuvo lugar este martes 29 en el Polo Sanitario, donde se nuclearon compañeros de prácticamente todos los hospitales de la capital, Neonatal, Maternidad, Misericordia, San Roque, Córdoba, Tránsito Cáceres, Rawson, Neuropsiquiátrico; con fuerte presencia de los residentes. Estaban presentes UTS y ATE.


Rápidamente se desenvolvió una asamblea general. En el debate se reflejaron las iniciativas que vienen desarrollando los trabajadores en cada uno de los hospitales contra el acuerdo salarial ruinoso cerrado por el gobierno y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP). También se discutió y rechazó la propuesta del gobierno de otorgar un plus de aumento del 6% a la categoría 1, conformada por médicos y otros profesionales. Se caracterizó correctamente que, con esa propuesta sectorizada, el gobierno de Schiaretti trataba de dividir la lucha que los trabajadores vienen forjando desde las bases. Luego del debate de la asamblea, los trabajadores se movilizaron hacia Casa de Gobierno.


La conducción de ATE actuó todo el tiempo contra la lucha y organización de los trabajadores. Primero se negó a realizar la asamblea y pretendió imponer un acto donde hablaran sólo representantes de ATE. Luego, cuando la asamblea se impuso, intervino para dilatar el debate. Finalmente, se opuso obstinadamente a que los trabajadores se movilizaran, aduciendo que si se marchaba se rompía la unidad. Cuando vio que nadie adhería a sus posiciones, decidió marchar detrás de todos. Por el contrario, los residentes y UTS plantearon desde un principio la movilización. En la Casa de Gobierno se resolvió profundizar las asambleas de todos los trabajadores por establecimiento y la convocatoria a un nuevo paro, con abandono de tareas y movilización para el miércoles 6.


El gobierno y el SEP se juegan al desgaste y la división. Sobre la derrota de esta lucha, el gobierno prepara un nuevo ataque a los trabajadores, que se configura con el congelamiento salarial, mayores despidos y la armonización del régimen provincial de jubilación al de la Anses, donde el 75% de los jubilados cobra la mínima de 4.800 pesos.


La asamblea general de los estatales debe convocar a todos los trabajadores y levantar un programa de unidad que impulse la lucha con las mayores fuerzas posibles. Todos los sindicatos y agrupaciones que están verdaderamente con la lucha de los trabajadores deben apoyar esta perspectiva.