22/03/2020

Florencio Varela: en Gri Calviño, la unidad obrera impone la cuarentena

Los trabajadores de Gri Calviño, metalúrgica de Florencio Varela, le han impuesto a la patronal la aplicación inmediata de la cuarentena, sin descuento de haberes, a partir del decreto presidencial. No ha sido una casualidad. No bien se declaró la pandemia, antes del decreto, el cuerpo de delegados organizó una lista de los compañeros con riesgos, e impuso sus licencias, comunicándole esto a la patronal.


Se trata de un lugar de trabajo donde los trabajadores han avanzado, en el último periodo, fuertemente en su organización gremial, logrando así discutir de igual a igual con los dueños de esta fábrica de molinos eólicos. Es así que viene de imponerle a la patronal reivindicaciones muy importantes en materia de categorías, salarios, pago retroactivo de premios no abonados, sobre la base de medidas de acción directa (paros, cortes de calle, movilizaciones y quites de colaboración resueltos en asambleas). Estas medidas y triunfos precedentes le ha dado a los trabajadores la plataforma para poder intervenir en esta nueva etapa, signada por la crisis sanitaria y la extensión de la pandemia, y por la voracidad de las patronales que intentan imponerle a los trabajadores sus condiciones, a pesar del daño que esto pueda significar a su salud e integridad física.



Mientras esto ocurre, la burocracia de la UOM se adapta a la política de las patronales y del gobierno y en varias de las seccionales ya han bajado las persianas, librando a los trabajadores a su propia suerte. Es lo que ocurrió hace unos días en la seccional de Avellaneda



Hay que extender este método, generalizarlo, e independizarse de la tutela de la burocracia sindical para dar una salida obrera de conjunto a la crisis, que incluye la lucha contra el coronavirus. Las patronales y el gobierno ponen en juego nuestra salud, organicémonos para defendernos de esta política explotadora.

 

También te puede interesar:

Voces rurales rechazan la pésima paritaria firmada por la burocracia con la patronal y el gobierno.
En plena suba de casos, la patronal frutícola se aprovecha de que el Estado no testea.
La OMS anuncia que la mitad de la población del continente habrá contraído coronavirus en los próximos dos meses
Kicillof y Kreplak no quieren informes de contagios diarios.
Las autoridades no prepararon las condiciones para hacer frente a la tercera ola.