07/09/2006 | 962

Frente al cambio de razón social de Atento: Telefónica o los telefónicos

Foetra debe convocar al plenario de delegados

La ofensiva de Telefónica y los pulpos que manejan los call centers contra los trabajadores no tiene pausas.


Atento acaba de modificar la razón social de las plantas de Córdoba (1.000 operadores), Mar del Plata (850) y Salta (160). De este modo ha armado un operativo para zafar de la resolución 766/05 del Ministerio de Trabajo que consideraba telefónicos encuadrados por el convenio de Foetra a los trabajadores de Atento (resolución que, apelación de la patronal mediante, “duerme” en la sala de una Cámara de la Justicia).


Telefónica busca insertarse en el convenio de Empleados de Comercio, como el que acaba de firmarse en Córdoba. Este convenio, "escrito” por las cámaras empresariales, determina una jornada de trabajo “variable”, desde seis horas y media hasta doce; impone los seis días de trabajo a la semana en perjuicio del descanso de sábados y domingos; habilita a las empresas para disponer cambios en lugares y horarios de trabajo, y establece un salario que representa el 60% del de la categoría respectiva en el convenio de Foetra.


Lo dice el cable: “con el registro de sociedades separadas, la empresa podría lograr que, si surgen problemas, quedan circunscriptos a una filial. Además, las modificaciones la harán más permeable al marco laboral reinante en cada jurisdicción. Por caso, Córdoba fue la primera en lograr la homologación del Ministerio de Trabajo de la Nación de un convenio colectivo para teleoperadores. El visto bueno de la cartera laboral además de certificar el contenido del acuerdo, también avaló el encuadramiento sindical en mercantiles” (El Cronista, 4/9). Se puede advertir que el mismo Ministerio que sacó dos años atrás la resolución 766 favorable al encuadramiento en el convenio telefónico, pega este volantazo a favor del convenio negrero armado por la patronal y la burocracia mercantil.


Hugo Moyano acaba de arrancar para su gremio el encuadramiento masivo de las plantas de logística de los supermercados, en desmedro, precisamente, de la burocracia mercantil. Foetra y Fatel deben tomar un camino de lucha para arrancar el encuadramiento de los miles de tercerizados telefónicos.


La ofensiva ha tenido una secuencia cuidadosamente preparada. K firmó hace más de tres meses con Teléfonica y Telecom la continuidad de las privatizaciones en condiciones aún más favorables para los pulpos que las firmadas por el mismísimo Menem.


Como dijimos en una declaración: “Si los sindicatos telefónicos se quedan sin la representación de los call centers, las patronales habrán logrado una victoria estratégica”. Las empresas de call centers concentran en todo el país, al día de hoy, 40.000 trabajadores.


¿Qué hacer, entonces?


Foetra debe convocar urgente al Plenario de Delegados para resolver una jornada nacional de paro y movilización y un plan de lucha para arrancar el encuadramiento de los tercerizados -de plantel, de Atento, de los call centers- y la reincorporación de los tres compañeros despedidos que no han sido incorporados en Atento Barracas. Llamamos a impulsar asambleas para impulsar esta política.


Llamamos a la afiliación y organización en Foetra y Fatel de todos los tercerizados telefónicos. A quebrar el brazo de los pulpos que pretenden erigir un régimen de servidumbre laboral y engrosar aún más sus beneficios, que son los más altos de las últimas dos décadas.

También te puede interesar:

Los negocios de las compañías españolas, garantizados por Alberto Fernández.
Hoy tuvo lugar una concentración de Foetra frente a las oficinas de la calle Florida.
Los trabajadores tercerizados van a una acción de lucha el 1/6 a las 8h en Av. Forest 860.
Defendamos la salud, las condiciones de trabajo y el salario. Preparemos una gran asamblea el 05/06.