04/05/2006 | 944

Frigorífico Subpga de los trabajadores


Somos trabajadores del Frigorífico Subpga, igual que 400 más. Hace dos meses quedamos en la calle sin abrigo, sin trabajo, sin comida.


 


La patronal cerró el frigorífico con la excusa del cierre de exportaciones, dejando una deuda millonaria; hoy estamos en la puerta de la planta superando una respuesta.


 


Después de 40 días de resguardar nuestra única fuente de trabajo, buscando incansablemente una solución que revierta las cosas, reuniéndonos con el Ministerio de Trabajo, con la Provincia de Buenos Aires, con el Municipio de Berazategui y con dos federaciones que no nos reconocen como trabajadores, certificando así una nueva traición de dirigentes comprados.


 


Llegamos a reunirnos con el secretario del presidente K y con el proyecto de formar una cooperativa, pidiendo la expropiación y subsidios para mantenernos hasta poner a funcionar el frigorífico. La respuesta no se hizo esperar demasiado: a los dos días nos desalojaron. Y nuestra respuesta tampoco se hizo esperar, y a los dos días mostramos lo que somos capaces de hacer para defender lo que por derecho nos corresponde: trabajo. Cortamos Ruta 2 y Camino General Belgrano a la altura de la 14, en Berazategui, con la ayuda de los compañeros del Polo Obrero, del Mijd y del FOS; y una delegación de trabajadores se encadenaron al mástil de Plaza de Mayo exigiendo que se cumpla lo acordado con el secretario de Gobierno. Algo hemos avanzado: conseguimos el reconocimiento del Ministerio de Trabajo y estamos a la espera de cobrar el subsidio.


 


Nuestro objetivo es claro: no estamos dispuestos a soportar más explotación, no queremos más trabajo en negro, ni laburar jornadas de 12, 14 ó 16 horas diarias; queremos tener nuestra vejez asegurada y gozar los beneficios que por ley nos corresponden. Sabemos que eso sólo podemos lograrlo con el frigorífico en nuestras manos.


 


 


 


Polaco, Cristian, Sergio, Luis y Colo, del Frigorífico Subpga

En esta nota