01/06/2006 | 948

¡Fuera los matones de Apuba!

no docente, UBA

El 2 de mayo, la directiva de Apuba protagonizó uno de los hechos más violentos de la historia reciente del gremio. Envalentonados por un acuerdo con el ex candidato a rector, Alterini, que les habría dado la caja de la Obra Social, se presentaron ante las puertas de la Facultad de Medicina para apalear a los estudiantes que luchaban por la democratización.


 


Al menos diez miembros de la Directiva y de comisiones internas alcahuetas de la burocracia, casi matan al estudiante de Ciencias Económicas y de Sociología (hace simultaneidad) Nicolás Marrero, militante del PO y activo defensor de la Fuba contra los morados fraudulentos de Económicas.


 


Como en el 2002, la directiva de Apuba fue la fuerza de choque de las camarillas universitarias. Antes, de Schuberoff; ahora de Alterini.


 


Cuando el Frente Bordó e Independientes se presentó en las últimas elecciones del gremio no docente de la UBA, realizadas el 8 de marzo, denunciábamos que "Con Anró sigue la miseria salarial". Este es el contenido de fondo de la patoteada en Medicina. Quedarse con la caja de Dosuba, nuestra obra social, con las dos hectáreas del campo de deportes, y tener la garantía de intervención directa en negocios universitarios como el Centro Cultural Rojas. Todo eso los llevó a garantizar el funcionamiento de una Asamblea Universitaria en la que los no docentes no tenemos ni voz ni voto.


 


¡Fuera los matones de la UBA! ¡Reforma de los estatutos! ¡Viva la lucha de la Fuba, la AGD y los No Docentes de oposición contra las camarillas privatizadoras de la Universidad!

También te puede interesar:

Vamos el 11/12 a la Plaza de Mayo, contra el acuerdo con el FMI.
La decana de Sociales se abstiene de exigir un mayor presupuesto para la facultad.
Una campaña que denunció el vaciamiento de las prestaciones internas y el desfinanciamiento de Daspu.
Enfrentemos el ajuste votando a la lista 15 en docentes, y 14 en no docentes.
Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.