06/12/2000 | 691

Ganó el clasismo

El 29 de noviembre se realizaron las elecciones provinciales de la CTA, que habían sido suspendidas en setiembre por la denuncia de fraude con los padrones. La clasista Rosa y Negra se impuso por 646 votos a 445 a la Verde, que contó con el apoyo del gobierno provincial y de la lista Celeste de Ctera.


Los resultados en Docentes fueron lapidarios: sobre trece localidades, la Rosa y Negra ganó en diez, y la proporción de votos fue de 3 a 1. En YCRT, los mineros dieron el triunfo a la Rosa y Negra por 150 a 60 votos. La Verde solamente ganó en los gremios sobre los que la Rosa y Negra no tienen un trabajo organizado: Judiciales, Aeronáuticos y ATE Río Gallegos.


La lista Rosa y Negra surgió en el marco de la realización de cinco plenarios intersindicales, integrada por dirigentes de Adosac y ATE, de mineros de Río Turbio, y también por delegados del gremio judicial y desocupados afiliados a la CTA.


Su programa reclama el no pago de la deuda externa, la renacionalización bajo control de los trabajadores de la explotación petrolera y carbonífera, y la lucha por la incorporación de los premios al presentismo al básico en los gremios docente y estatales, entre otras reivindicaciones, y postula el Congreso de delegados de base como la vía para definir el plan de acción y la construcción de la central única de trabajadores en la provincia.


La campaña electoral se concentró en la necesidad de una CTA independiente del poder político y las patronales, es decir, de la ruptura de la CTA con el gobierno provincial.


Cabe recordar que fue para preservar sus alianzas con Kirchner que la Verde saboteó la huelga minera hace dos años, y que gracias al apoyo de 70 funcionarios ‘afiliados’ unos días antes de las elecciones de ATE (en 1999), la Verde logró quedarse fraudulentamente con la conducción provincial de ATE, mientras era barrida en Río Turbio por la lista Negra.


La lista Verde presentó como candidato a Secretario General a un delegado de Pami de Caleta Olivia sin mayor trayectoria gremial, acompañado por varios protagonistas de las traiciones antes mencionadas. También integró en sus filas a docentes de la oficialista lista Amarilla y alguno de la maffeista Azul y Roja docente. La campaña se concentró en la crítica al FUT, tratando de agitar el fantasma macartista contra la izquierda.


Para el activismo que viene luchando contra Kirchner, esta elección es un gran triunfo político, es continuar la victoria obtenida en la vocalía por los docentes públicos, donde unos días antes venció la Rosa por amplio margen (ver nota).


Ahora se trata de dar vida a la CTA, como una central combativa y clasista de todos los trabajadores santacruceños para imponer el programa (presentismo, etc.) con el que ganó la Rosa y Negra.

También te puede interesar:

Por una junta independiente para enfrentar el ataque de los gobiernos.
Otro ajuste que dejan pasar ATE y UPCN.
Se ha presentado la lista multicolor a nivel provincial.
¿Cuál es la disputa entre ATE y Siprosapune?