08/07/2021
trabajadores de la salud

Garrahan: nuevo paro el 15 por el 50% y la insalubridad

Las amenazas patronales de descuentos y sanciones no frenan a lxs esenciales.
Por Pino Oroz
Delegado en la Junta Interna de ATE del Garrahan

La huelga realizada los días 6 y 7 de julio fue exitosa. En general, fue similar el nivel de adhesión previa; en algunos sectores se sumaron compañeros y compañeras. El dato es importante, porque en el medio comenzó una dura ofensiva de la patronal, que anunció descuentos y sanciones. La contundencia de la medida se opone objetivamente a la política del gobierno, quien mediante el Consejo de Administración y UPCN se propuso rebajar el salario de los trabajadores estatales y de salud como parte del ajuste fondomonetarista. En asamblea general se resolvió una nueva jornada de paro el próximo jueves 15 de julio con la novedad de una movilización a la mañana al Ministerio de Trabajo (Callao) para reclamar contra el levantamiento unilateral de la paritaria.

Es la bronca por una acumulación de paritarias a la baja lo que se está manifestando entre los trabajadores, pero no es solo eso. El nivel de exposición en la pandemia dejó al descubierto cuáles son las verdaderas condiciones laborales que tenemos en el hospital, siendo el reclamo por el reconocimiento de la insalubridad un punto programático sensible. Finalmente, nada queda de los hipócritas aplausos gubernamentales. La esencialidad de nuestro trabajo tiene por recompensa salarios por debajo de la canasta familiar, e incluso recientes ingresos auxiliares y enfermeros están por debajo del requisito mínimo e indispensable para no ser pobre.

El enorme valor de estas dos jornadas de paro en la semana, sumado a la huelga franquera, no puede reducirse solo a una cuestión numérica. Participaron centenares de compañeros y compañeras, pero lo más significativo es que lo hicieron luego de que el Consejo impulsó una serie de virulentas amenazas y aprietes horas antes de la huelga. La patronal, que no dio ninguna respuesta a los reclamos de los trabajadores a lo largo de estos meses, no dudó en impulsar un operativo de miedo que, a juzgar por el paro de 48 horas, fracasó rotundamente.

Miente, miente…

Oscar Trotta, consejero kirchnerista, se cansó de recorrer los medios esta semana. Emulando al macrista Kambourian, que también tiene fascinación por las cámaras, este funcionario del PJ se dedicó a vender espejitos de colores sobre una vacuna pediátrica para el coronavirus que aún no se aplica en el hospital. Su preocupación central fue ocupar espacio mediático y así ocultar el reclamo y la bronca de los trabajadores del hospital que no para de crecer. Como hizo Ginés González García semanas antes de “renunciar” por el escándalo del vacunagate, diciendo que los trabajadores mentíamos en nuestro reclamo por el 7%, el consejero Trotta también se dedicó a vender pescado podrido. En esta oportunidad lo hizo por medio de la provocación de afirmar que en el hospital “solo 50 trabajadores” están en paro.

La respuesta a estas declaraciones se dio por los trabajadores en el marco del paro de 48 horas y en la importante movilización del martes. Junto con decenas de organizaciones, desde la Junta Interna de ATE y la Comisión de Insalubridad impulsamos un importante corte de calle y acto en Entre Ríos y Pedro Echagüe. Se acercaron a dar su solidaridad Néstor Pitrola, Gabriel Solano y otros dirigentes del FIT-U (Bregman, Fierro y Giordano), la legisladora Amanda Martín (PO/FIT-U), junto con compañeros de AGD-UBA, Interjuntas de ATE, Sipreba (sindicato de la prensa de Buenos Aires), Plenario de Trabajadores Jubilados, Delegados de la Línea 60, entre otras organizaciones sindicales.

¿Cómo seguimos el plan de lucha?

Tanto la Junta Interna de ATE como el conjunto de las y los trabajadores comprendieron, por medio de la asamblea, que esta lucha no será un trámite que se imponga por la simple fuerza de la razón. No sólo enfrentamos una política de ajuste finamente diseñada, sino que dicha política existe a partir de un frente único patronal que unifica al gobierno de Fernández con el de Larreta, coadministradores del hospital.

Es la fuerza del plan de lucha, con medidas escalonadas, lo que permitirá torcer el brazo de los ajustadores, como lo hicieron los estatales de Neuquén.

En la asamblea de ayer definimos una serie de tareas elementales para continuar nuestra pelea en busca del triunfo. Iremos a un nuevo paro de 24 horas el próximo jueves 15 con una movilización al Ministerio de Trabajo en la avenida Callao. El paro de una jornada debe permitir incrementar aún más la participación de los compañeros del hospital, de aquellos que simpatizan pero aún dudan a la hora de sumarse. La movilización al Ministerio debe ser un gran acto político que no solo permita romper el techo salarial dispuesto por el gobierno, sino que exprese la férrea defensa de la huelga como un derecho incuestionable de los trabajadores.

Al mismo tiempo, impulsamos un fondo de lucha y una campaña de solidaridad obrera. Es por esto que el sábado 10 a las 13 hs realizaremos una reunión de apoyo en el marco del paro del turno franquero. No podrá la patronal doblegar nuestra lucha a fuerza de descuentos o amenazas, por lo que insistimos en la importancia de desarrollar el fondo de lucha dentro y fuera del hospital. La solidaridad de clase es un atributo fundamental para el triunfo de las luchas obreras. A su vez, la propagandización de nuestro conflicto busca despertar en otros lugares de trabajo nuestro mismo programa de lucha: 50% de aumento salarial, un mínimo igual a la canasta familiar y las condiciones de insalubridad.

También te puede interesar:

Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Marchan desde las puertas del hospital. ¿Cómo seguimos después?