16/09/2020

Glovo no cierra, ¡vende!: defendamos todos los puestos de trabajo

Y reclamemos el pase a planta de todos los repartidores.
Por Mica Lp Agrupación de Trabajadores de Reparto

Hoy, miércoles 16, se dio a conocer la noticia de que Glovo se iría en Octubre de Argentina y de todos los países de América Latina en los que no es empresa líder, según los comunicados oficiales enviados a repartidores.

La medida ha dejado a miles y miles de trabajadores sin ningún ingreso. Los mismos comunicados dejan expuesta la falta de reconocimiento laboral de los mismos por parte de la empresa, cuando mencionan que se les pagará «todo lo pendiente de las entregas» sin ningún tipo de suma indemnizatoria.

Sin embargo, acá no hay una empresa que cierra. Lo que sucede es que, como en Chile, la empresa alemana Delivery Hero, dueña de PedidosYa, habría comprado a Glovo Latinoamérica por 230 millones de euros. La situación es entonces otra, ligada a la competencia entre empresas multinacionales para ver quién se queda con el monopolio de las apps en América Latina.

Glovo quiere aplicar un tendal de despidos camuflando su venta con un cierre. Esa situación refuerza, para los repartidores y el conjunto del personal, la necesidad de dar la lucha por la continuidad de todos los puestos de trabajo.

Y, junto con ello, por la mejora de las condiciones salariales y laborales. Mientras las empresas facturan fortunas millonarias sacando provecho de la pandemia que recorre el mundo, sin ningún tipo de gasto patronal, los trabajadores de reparto se juegan todos los días la vida en cada pedido por la módica suma base de entre 50 y 70 pesos. En muchos casos, para poder cubrir sus gastos y los de sus familias, cuentan con dos o más apps, ya sea por los bloqueos arbitrarios o por la azarosa distribución de pedidos. En una situación signada por la ausencia de de un convenio colectivo de trabajo y el desconocimiento de la relación laboral, esta compra de una empresa a otra amenaza con empeorar aún más estas condiciones.

Mientras tanto, el gobierno nacional continúa haciendo oídos sordos a las numerosas movilizaciones realizadas al Ministerio de Trabajo, en reclamo del reconocimiento como trabajadores y los derechos laborales.

Una pelea que crece

La lucha contra la precarización laboral impuesta por Glovo y otras empresas de apps como PedidosYa, Rappi y UberEats viene teniendo un lugar destacado dentro de los movimientos de lucha que se desarrollaron durante la cuarentena, en Argentina y en todo el mundo.

Los reclamos principales son el aumento de los ingresos, que están congelados hace más de dos años; seguros de ART, cobertura médica y seguro de robo; licencias médicas y por embarazo. Dentro de estas demandas, la indemnización obviamente toma un lugar protagónico, porque en el caso de cierre de empresas los trabajadores quedan como ahora con Glovo: en la calle y solamente con los pagos adeudados de entregas realizadas.

El gobierno nacional dictó en su momento un decreto que supuestamente prohibía los despidos, pero que ha dejado violar sin tomar acciones, y en muchos casos incluso convalidándolos desde el Ministerio de Trabajo. En este cuadro, y a la vista de que no asistimos a un cierre sino a una absorción, desde ATR exigimos la continuidad irrestricta de todos los puestos de trabajo. Demandamos no solo el pase total de la planta de Glovo a PedidosYa, sino también la restitución de todas aquellas cuentas que han sido bloqueadas sin razón de manera injusta y arbitraria. Junto con ello, reclamamos la eliminación del sistema de ranking, que lleva a una autoexplotación que en muchos casos termina con la vida de los trabajadores.

Es necesario el pase a planta y reconocimiento laboral de todos los trabajadores de reparto, de todas las apps, para poder avanzar en la conquista de los derechos necesarios para desarrollar esta tarea.

La jornada nacional convocada el 17 de Septiembre por Plenario del Sindicalismo Combativo, que reagrupa a todo el activismo obrero que hoy está en lucha por la defensa de las condiciones laborales, cae como anillo al dedo para los trabajadores de reparto, para rechazar esta venta camuflada por cierre en un ataque a los puestos de trabajo, y dar la pelea por todos los derechos que nos son negados.

Preparemos asambleas presenciales en todos los puntos de reagrupamiento de repartidores a lo largo y ancho del país, para que este 8 de Octubre desarrollemos una enorme jornada por el 4º Paro Internacional de Trabajadores de Reparto -que contará con la adhesión de más de 10 países, llevando un plan de lucha sin fronteras por la defensa de los puestos de trabajo, el pase a planta y todos los derechos necesarios. Seamos miles y miles en las calles.

 

También te puede interesar:

La empresa se retira del mercado argentino y de otros países latinos.
Muchxs trabajadorxs se ven obligados a recurrir a esta modalidad por los bajos pagos y, en el caso de lxs migrantes, la falta de papeles.