Sindicales

19/11/2015

|
1390

Gran asamblea de los ferroviarios del Sarmiento: a derogar el convenio antiobrero


El miércoles 4 se realizó una multitudinaria asamblea con más de mil ferroviarios del Sarmiento, que desbordó las instalaciones de la Seccional Haedo. La asamblea impugnó por unanimidad el convenio (CCT) antiobrero ‘a la baja’, que firmó la directiva burocrática verde de Sasia, a espaldas de los ferroviarios. Este habilita las tercerizaciones (con lo cual quedan ahora ‘legalizados’ decenas de compañeros de CI5 y otras tercerizadas que operan en el Sarmiento) e introduce el llamado “procedimiento preventivo de crisis” de la ley 24013, que habilita despidos masivos, incluso con menores indemnizaciones, haciendo perder la estabilidad de la que gozan los trabajadores estatales (ver nota PO Digital, 2/11) que incluso lesionando derechos del Estatuto Gremial, como que las comisiones internas serán electas por el Secretariado Nacional y no por el cuerpo de delegados, como es en la actualidad.


 


Los trabajadores repudiaron masivamente un CCT antiobrero y regimentador dirigido a barrer con el cuerpo de delegados combativo y las tradiciones de organización sindical independiente.


 


Las posiciones en la asamblea


 


Rubén Sobrero, secretario general de la seccional, planteó en su informe que “cuando veníamos para acá los compañeros nos decían: vamos al paro”. En la asamblea, destacados activistas plantearon la necesidad de votar ¡ya! un plan de lucha. Hubo moción de convocar un paro de actividades para el 17 de noviembre, como advertencia para que el ministerio derogue el convenio trucho y habilite la negociación para discutir un verdadero CCT de los trabajadores. Al mismo tiempo, para informar a la opinión pública y los usuarios del ataque que recibían los trabajadores y del porqué de su lucha.


 


Finalmente, la asamblea resolvió por amplia mayoría, la moción de la Directiva del Sarmiento: estado de alerta y esperar hasta el viernes la respuesta del ministerio. En caso de que se aplicara algún punto del CCT antiobrero, convocar la asamblea e iniciar el plan de paros por su derogación.


 


Comienzan a aplicar el nuevo convenio


 


La empresa ya comenzó a implementar el nuevo convenio favoreciendo a la directiva de la UF al poner en práctica el artículo 42 que habilita a descontar a los trabajadores no afiliados el 2% de sus sueldos. En los sobres de estos compañeros venía el descuento, lo que causó un enorme malestar. Los delegados informaron que la empresa se comprometía a restituir los descuentos, pero la situación aún no tiene definición.


 


Es decir, el primer punto de aplicación del convenio es llenarle las arcas a la burocracia. Existe una voluntad de lucha que puede servir para quebrar este convenio antiobrero y abrir la discusión paritaria, con paritarios electos por los trabajadores para discutir las normativas, la eliminación del convenio Sofse que tiene salarios menores, la incorporación de tercerizados a planta permanente, la recategorización de sectores, actualización de los plus (boletería y otros), reducción de la jornada de trabajo y doble franco y aumento de la antigüedad al 2%.


 


En todas las líneas, la burocracia verde está firmando el mismo tipo de CCT por empresa. Lo que corresponde es la lucha por reimplantar el Convenio Unico de todos los ferroviarios, que Pedraza entregó con la privatización menemista. Es necesario que desde el cuerpo de delegados combativo del Sarmiento parta la convocatoria a un Plenario Nacional de Trabajadores Ferroviarios para encarar este reclamo y rechazar los CCT por empresa. Así también se sentarán las bases para establecer un frente unido que enfrente a la burocracia de Sasia en las elecciones nacionales y seccionales del gremio el año que viene.