15/08/2002 | 767

Gran Comisión de apoyo a la lucha de Grissinópolis

Por Marta

El sábado 10 de agosto se realizó en la fábrica Grissinópolis, ocupada por sus obreros, un plenario en el que participaron Asambleas Populares, el Polo Obrero, delegados de Metrovías, organizaciones políticas, estudiantes universitarios y la revista Topía, para organizar la solidaridad efectiva contra el cierre de la fábrica y la defensa de los puestos de trabajo. Contó, además, con la presencia de los diputados Polino y Altamira.


Dos meses atrás, luego de 9 meses de no cobrar sus salarios, con la fábrica vaciada y los 17 socios de la empresa enriquecidos, los obreros decidieron ocuparla y formar una cooperativa de trabajo, y se presentaron en el juzgado para que se les entregara el manejo de la fábrica. Sin embargo, la jueza Norma Beatriz Di Noto estaría por concretar la cesión de la misma a un grupo especulador – por medio de un crowndown – que significaría su cierre y el despido de los obreros.


Altamira explicó que el mecanismo de crowndown (es decir, la «compra» de la fábrica por uno de sus acreedores por un porcentaje ínfimo de su valor) fue una de las modificaciones a la Ley de Quiebras impuestas por el FMI, con el objeto de que los bancos extranjeros se quedaran con los activos de las empresas endeudadas. En el caso de Grissinópolis, el grupo especulador (que tendría fuertes lazos con algunos de los socios de la fábrica) ya ha manifestado que sólo mantendrían sus puestos de trabajo tres empleados, revelando así la simulación de la continuidad y su intención especulativa, muy probablemente ligada al negocio inmobiliario del terreno de 1.700m2 en Capital Federal.


Polino expresó que los trabajadores deberían participar tratando de comprar la fábrica ofertando sus indemnizaciones, deudas salariales y previsionales como capital; este planteo implicaría, además, la renuncia de la deuda por parte de los trabajadores frente a la que deberían responder los patrones con sus bienes personales adquiridos con la explotación de los obreros.


En contraposición, Altamira recalcó que para los trabajadores de Grissinópolis, como para los de Ghelco, Chilavert o Brukman, la única salida es la expropiación de las fábricas y la gestión obrera, y que para lograrlo es necesaria una decidida acción conjunta de movilización.


El plenario concluyó con una marcha de unas 150 personas desde la fábrica Grissinópolis (ubicada en el barrio de Chacarita) hasta la Plaza Los Andes, en Corrientes y Dorrego, difundiendo el conflicto.


Además de la solidaridad diaria con que se necesita rodear a Grissinópolis, la venta de bonos para el fondo de huelga y volantes, se participará activamente el sábado 17, en Lacroze y Zapiola (a unas 10 cuadras de la fábrica), en el festival de los cartoneros, quienes ya adelantaron que la lucha de Grissinópolis tendrá un papel preponderante en el mismo.

También te puede interesar:

Movilización al Ministerio de Trabajo, calle Alem, y a las sedes locales del ministerio.
Se realizó una nueva marcha para que Lucio regrese con su madre, tras encontrarse bajo la tutela del padre, denunciado por abuso.
La Justicia pretende adjudicar la fábrica recuperada a los empresarios del agro.