03/02/2021

Gran movilización de casineros en Tigre y Mar del Plata

Las y los trabajadores de casinos pertenecientes a Lotería de la Provincia de Bs.As., ante el avance de las políticas privatistas y precarizadoras del gobierno y la falta de respuestas de los gremios y complicidad con el Estado patronal, decidieron movilizar el pasado lunes junto a todxs las agrupaciones opositoras y trabajadores independientes en las localidades de Tigre y Mar del Plata.

Los reclamos que los llevaron a movilizar fueron varios: el pase a planta permanente aún sin concretar, el avance del juego online, el deterioro de los casinos, el incumplimiento de protocolos y la necesidad de elaborarlos por las y los trabajadores, la restructuración y recomposición salarial y la importancia de obtener el convenio colectivo de trabajo.

La multitudinaria movilización fue apoyada por los referentes del Partido Obrero, Romina Del Plá y Néstor Pitrola, quienes se solidarizaron ante el avance privatizador que generará la pérdida de fuentes laborales en el sector.

Tanto en Tigre como en Mar del Plata, las y los trabajadores que integran las diferentes agrupaciones opositoras en la que se encuentra además Tribuna Casinera, ante la falta de respuestas gremiales a los planteamientos urgentes de las bases y los pedidos de asamblea, se organizaron e iniciaron una movilización que fue convocada frente a las marquesinas de cada casino bajo la consigna «volvemos a la calle», invitando a participar en vehículos, bicicletas o caminando, tomando en cuenta los cuidados necesarios de distanciamientos, alcohol en gel y barbijos. La respuesta de lxs trabajadores a la convocatoria fue de relevancia y se vio reflejada en la gran caravana que se desplazó por el centro de cada ciudad, luego de que las agrupaciones opositoras se pronunciaran explicando los motivos de dicha movilización, como en el caso de Tribuna Casinera que resaltó la importancia del juego en manos del Estado bajo control obrero, entre otros reclamos.

Las políticas de ajuste y las reformas laborales de hecho impulsadas sin grietas durante años entre cambiemitas y el Frente de Todos en los casinos de la provincia de Buenos Aires se ven reflejadas por el avance del sector privado en salas del Estado. A pesar de existir en la Provincia el artículo 37, que establece que «lo generado debe repartirse en acción social y salud, y fijando la prohibición de la privatización bajo cualquier forma», la ley es vulnerada con el otorgamiento de licencias a empresas privadas. Estas políticas privatistas y la falta de inversión en las salas por parte del Estado genero el deterioro de las condiciones edilicias de los casinos, al punto tal que derivo en el cierre de la sala de Pinamar desde el julio del 2019 y la falta de edificio en Necochea luego que se incendiara por falta de mantenimiento.

El juego online es otro factor que profundiza aún más la crisis del sector, condenando a los trabajadores de los casinos a un futuro poco alentador.

La precarización laboral es algo que en los casinos está reflejada, además, por la gran cantidad de trabajadores contratados esperando el pase a planta permanente; ninguna bandería política hizo efectivo dicho proceso administrativo, sumando cerca de 17 años la situación de revista de gran cantidad de trabajadores que escuchan compromisos vacíos de los diferentes gobiernos de turnos.

El deterioro y la falta de inversión de los casinos estatales y la caída salarial de las y los trabajadores no es algo que difiera de la políticas que en este país se vienen llevando a cabo desde hace décadas por los diferentes gobiernos de turno, que lejos de cumplir con lo establecido en el artículo 37 utilizan la recaudación para el rescate del sector empresarial, pago de la deuda, intereses de Leliq, fondos buitres, o como caja negra de campañas políticas, por eso cuando desde Tribuna Casinera se habla de la importancia del juego en manos del Estado vale la pena destacar que sea bajo control obrero para que no caigan en manos de gobiernos vaciadores.

Por todo esto es sumamente importante dar continuidad al plan de lucha para romper el pacto social de las burocracias sindicales con el fin de contener las luchas obreras, abrir la discusión y seguir sumando y organizando a todo el conjunto de trabajadores para terminar con las políticas del Estado al servicio de los grandes grupos capitalistas.