13/07/2021

Gran movilización en Neuquén reclamó justicia por los muertos en la explosión de la escuela

El detonante fue el fallecimiento de Mónica, la docente herida gravemente.

La bronca generalizada que provocó el fallecimiento de Mónica Jara, la compañera docente que estaba peleando por su vida, con quemaduras en gran parte de su cuerpo, se expresó en una gran movilización de los trabajadores y trabajadoras de la educación. La marcha del lunes 12 fue masiva en toda provincia, pese al comienzo del receso invernal, lo cual refleja la enorme disposición de lucha en búsqueda de justicia y solución para decenas de escuelas que se encuentran en estado calamitoso. La marcha en Neuquén reunió a más de 3.000 compañeros y compañeras, con acciones en cada lugar de Neuquén.

La jornada de lucha realizada, a la cual la dirección del sindicato se vio obligada a convocar, responde a un crimen laboral y que tiene como telón de fondo el deplorable estado de las escuelas neuquinas sometidas a un desfinanciamiento brutal y a la forzada presencialidad sin condiciones. Es que luego de lo sucedió en Aguada San Roque, explotó un calefactor en una escuela de Cutral Có. La realidad indica que tenemos «escuelas bombas» en varios establecimientos.

La dirección del sindicato Aten no convocó con el reclamo más sentido por las y los trabajadores de la educación: la renuncia de la ministra de educación, Cristina Storioni y todas/os los responsables. Menos aún anunció alguna medida de CTERA.

Todo lo que llegó de CTERA es un comunicado de condolencias. Una verdadera manifestación de hipocresía y servilismo a los gobiernos. La conducción sindical local enrolada en el Frente de Todos, no se movió un ápice del libreto de Alesso y Baradel: no asestar un golpe político al gobierno, ni al nacional ni al provincial del MPN.

El hecho que la dirección TEP, partidaria a rajatabla del “quédate en casa”, tuvo que convocar es muy ilustrativo porque pagó un alto precio político al negarse a levantar cualquier reclamo que signifique un golpe político al oficialismo del MPN.

Pero fue el propio secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, el que en el acto que se realizó en las puertas de la Casa de Gobierno llevó a fondo su alianza con el oficialismo. Toda la oposición y vastos sectores de trabajadoras/es reclamaban atronadoramente ¡Fuera Storioni!. Entonces Guagliardo en su discurso enfrentó el reclamo con un “eso es políticamente correcto, pero inconducente”.

Que un gobierno jaqueado por los reclamos, deba entregar la cabeza de una ministra y de otras/os funcionarios, no conduciría a nada. Una tremenda puesta de rodillas. Nunca un burócrata sindical de ATEN había expresado con tanta claridad que todas y todos nos equivocamos cuando reclamamos que se fuera otra funcionaria del MPN, cuando ocurrió otro crimen laboral, el de Silvia Roggetti. Y que 30.000 nos equivocamos cuando en el 2007 marchamos al grito de ¡Fuera Sobisch!, el fusilador de Arroyito.

Quedó claro que esa nunca fue la línea de los Guagliardo, sino el sostenimiento del gobierno de turno jaqueado por su responsabilidad en estos crímenes de Estado.

Y también justificó la borrada de CTERA, y van… Porque CTERA paró cuando otra explosión mató a dos trabajadores en una escuela de Moreno. Pero eran otros tiempos, no gobernaban los amigos de Alesso, Baradel y Yasky: los Fernández, los Kicillof. Para CTERA y el TEP depende quien ejecuta la masacre de laburantes. Si es amigo, la dejamos pasar lo más disimulado posible.

Tocan fondo

Se han llenado la boca con el latiguillo que “el límite es la muerte”. Pues aquí la hubo por triplicado, dos eran trabajadoras/es de la educación. Y el otro un obrero de la construcción. Pero parece que “el límite” se ha corrido. Bajo el gobierno de los Fernández, la muerte no es ningún límite para que estas burocracias decidan parar y movilizar y exigir que se vayan los responsables. Como tampoco les pareció adecuado el ¡Fuera Berni! cuando la represión en Guernica. Tanto progresismo de bambalinas ha tocado fondo.
Tanto se llenaron la boca que “solo la lucha traerá justicia”, y ahora le piden a las y los funcionarios responsables de esta masacre que ellos “investiguen a fondo”.
Ya sabemos, la “investigación” de Storioni y Cía. terminará sentando en el banquillo a algún chivo expiatorio, cuando son ellos los que deben estar en el banquillo.
Tocan fondo porque no pueden romper políticamente con una ministra y los funcionarios del Consejo de Educación, con quienes han construido por consenso una reforma curricular “emancipadora”. Han estafado las expectativas de miles y miles que tomaron en serio la tarea de un cambio.
Se caería todo este relato “descolonizante” que debe ponerse en práctica el año entrante. Y que ya se aplica en la práctica en muchos aspectos. Tocan fondo porque las burocracias sindicales son la expresión de los intereses generales de las patronales dentro de los sindicatos.

Razón de más para recuperar con una política de frente único las centrales y sindicatos. Cada día es mas claro que es una cuestión de vida o muerte, sin ningún sentido figurativo, sino bien real.

También te puede interesar:

A enfrentar a los candidatos del ajuste y a concentrar el voto en la lista Unidad de la Izquierda.
Vamos por un plan de lucha por trabajo genuino.
¡Fuera de la educación pública y la formación docente!
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.
La semana próxima se realizará audiencia y una comisión de diputados irá a la fábrica.