31/10/1995 | 471

Gran victoria en asamblea de Aten

En un hecho sin precedentes en la historia del movimiento obrero provincial, una fracción de la Directiva de la seccional Capital de Aten (docentes) pretendió valerse de los ataques, de las provocaciones y hasta de los ‘argumentos’ del gobierno contra los desocupados y la izquierda, para deshacerse de los miembros de la directiva pertenecientes al Mas.


El ‘argumento’ de los autodenominados ‘bolcheviques’  fue que la movilización de los desocupados del 2 de octubre (y su ingreso a la Casa de Gobierno) —violentamente reprimida por la policía— fueron “un acto aventurero” que “había provocado el rechazo de los trabajadores organizados”. Acusaron a los militantes del Mas de la Directiva de Aten Capital de haberse solidarizado con esta marcha, de haber participado en ella e, incluso, de haberle facilitado “bienes del sindicato” (un megáfono) a la Comisión de Desocupados. Y sacaron a relucir un supuesto “pedido de las bases” —que no se expresó, sin embargo, en ninguna carta, reclamo o resolución de ninguna de las escuelas de Neuquén Capital— de que renunciaran los compañeros de la Directiva del Mas, incluida la esposa de Horacio Panario —sobre la que recaía como única ‘imputación’ ser la esposa de uno de los detenidos.


Ante la represión oficial contra cualquier manifestación obrera o popular, la más elemental obligación de una dirección sindical es solidarizarse incondicionalmente con los trabajadores reprimidos  y denunciar a sus represores. En oposición a esta obligación política y moral, la directiva convocó a una asamblea del gremio para proceder a exigirles la renuncia a los ‘involucrados’ (sic)  ‘en los hechos del 2 de octubre en Casa de Gobierno’ (sic). Se convirtieron así en la correa de transmisión de la persecución oficial contra la izquierda y los desocupados. Sin embargo, se rompieron los dientes ante la fuerza de la Coordinadora y el espíritu de lucha y de solidaridad de los docentes.


 


La asamblea de Aten: una victoria política de la Coordinadora sobre la izquierda fundida


En la mañana del día de la asamblea (20/10), la Coordinadora recorrió las escuelas —especialmente aquellas que se encuentran en las barriadas que son epicentro del movimiento de desocupados— con un volante en el que trazaba un balance de su lucha y denunciaba el carácter de clase del gobierno.


A la entrada de la asamblea, la Coordinadora puso una mesa con más volantes y con un petitorio por la libertad de Panario y el cese de las persecuciones. Liliana Creado, secretaria general de Aten Capital, intentó desalojarla con el argumento de que “estaban generando el rechazo de los docentes” … algo que fue desmentido por las más de 30 firmas que se recogieron en pocos minutos y pese a la oposición de la dirección.


La misma Creado se opuso al ingreso de la Coordinadora a la asamblea. Cuando, pese a todo, la delegación de la Coordinadora logró ingresar, apeló a un recurso extremo: puso a votación si se nos permitía el uso de la palabra. Los aproximadamente cien docentes reunidos votaron por que la Coordinadora pudiera hacer uso de la palabra.


Durante la asamblea, el sector de la directiva autodenominado ’bolchevique’ reiteró que la movilización y el ingreso de los desocupados a la Casa de Gobierno fue un “hecho aislado, aventurero, que provoca el rechazo de los trabajadores organizados”. Amparándose en ese supuesto “rechazo” y en un famoso “pedido de las bases” que nadie vio, exigieron la renuncia de los militantes del Mas de la Directiva. Utilizaron, también, otro curioso argumento: “dentro del programa de la actual conducción se encuentra la revocabilidad de los mandatos”. La Creado pretende convertir un planteamiento programático que la izquierda ha levantado históricamente para combatir a la burocracia sindical, en un instrumento para combatir al activismo.


Los compañeros del Mas intervinieron en forma defensiva. Nuestra intervención —que Liliana Creado intentó cortar sistemáticamente— fue, en cambio, extensa y clarificadora. Se informó sobre lo que no se ve en los videos armados por el gobierno y se llamó a los docentes a recordar el ejemplo de muchos desocupados de hoy que, ayer como padres, apoyamos las luchas por la defensa de la escuela pública y el salario docente; no hicimos caso de las campañas del gobierno contra los maestros y formamos decenas de comités de apoyo y una coordinadora de padres que fue puntal de la lucha docente.


Explicamos que no somos ‘marginales’ como pretenden los autodenominados ‘bolcheviques’, sino un movimiento que nuclea a 15 barrios, con asambleas, que protagoniza movilizaciones masivas en toda la provincia, con cortes de ruta y ocupaciones de municipios en Centenario, San Martín de los Andes, Neuquén, etc. Recordamos la masividad de la columna de los desocupados el pasado 6 de setiembre.


Denunciamos el ataque represivo oficial y a las burocracias de las centrales sindicales, que se habían puesto del lado del gobierno. Señalamos que ante la represión, se está con los represores o con los reprimidos.


Varios compañeros de base apoyaron nuestra intervención hasta que, finalmente, se votó por unanimidad (95 a favor, 1 abstención) la siguiente moción:


1) Pronunciarse contra la represión a los desocupados y en apoyo a los reclamos de la Coordinadora, y hacerlo público mediante una solicitada;


2) Hacer firmar el petitorio de la Coordinadora en todas las escuelas a través del cuerpo de delegados.


Desde el piso superior, muchos compañeros de la Coordinadora comenzaron un aplauso que fue seguido por la asamblea.


La resolución de la asamblea de Aten Capital fue una victoria muy importante de la Comisión de Desocupados, porque derrumbó los argumentos y las provocaciones de la izquierda fundida y descompuesta contra el movimiento de lucha de los desocupados.

También te puede interesar:

Extraordinaria campaña por la Multicolor, Bermellón e Independientes para recuperar Aten.
Plenos derechos laborales ante la continuidad del proceso de vacunación.
Recorrida por Neuquén, Plottier y Cutral Co-Plaza Huincul.
La conducción de petroleros deja pasar el fraude laboral a cambio de “chirolas”.
Gran elección del Frente de Izquierda Unidad.
Gran fiscalización de cientos de compañeros y compañeras en toda la provincia.