16/12/2021
CABA

Hay que frenar el ajuste en el Subte

Emova apunta a imponer una reducción de personal y mayor productividad.

La gerenciadora del subte, con el apoyo del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, está tanteando a los trabajadores y su sindicato AGTSyP con una serie de aprestos que apuntan a un ajuste con reducción de personal y mayor productividad.

El argumento esgrimido por Emova es que el nuevo contrato establece que el valor de la prestación se medirá con la unidad de kilómetros efectivamente recorridos. Esta firma no es más que un cambio de nombre de la vieja Metrovías del grupo Roggio, a quien se le renovó la concesión por 12 años más. Esto a pesar del pésimo servicio prestado desde que se hizo cargo hace 20 años, de haber confesado que “retornaban” una parte de los subsidios como coimas a los gobiernos kirchneristas, y de ser corresponsable de la contaminación del subte con el peligroso asbesto -con un saldo, hasta ahora, de 55 afectados y 3 fallecidos.

Efectivamente la empresa ya ha reducido el personal de estaciones mediante la implementación de un cargo de “auxiliar principal” con tareas múltiples y con el objetivo de cerrar las boleterías. Un punto importante consiste en nuevos diagramas de tráfico, en elaboración, para aumentar la frecuencia con el mismo personal y afectando en algunos casos los tiempos de descanso y una mayor permanencia –insalubre y peligrosa– en el túnel.

Los mecánicos de talleres de mantenimiento están resistiendo la intención patronal de suprimir unos francos que fueron conseguidos como parte de todo un protocolo de trabajo de prevención de contagios de Covid–19, quedando pendiente la reforma del sistema de ventilación vinculado no solo con la pandemia sino también con la necesaria desabestización del subte. En relación con este tema, tanto la empresa como el gobierno de Larreta se  han negado hasta ahora a presentar un plan general para descontaminar las instalaciones y renovar las formaciones afectadas por el amianto.

Como se ve, no es auspicioso el tránsito –o refrito- de Metrovías a Emova. Esta ha presentado un texto con objetivos de medidas cosméticas, que no van a mejorar el trasporte de los pasajeros ni el trabajo del personal. Los delegados de sector vienen dando respuestas sectoriales a cada uno de los conflictos planteados, sin obtener respuestas satisfactorias hasta ahora. El reclamo de un franco semanal más –actualmente hay uno solo– se está generalizando. Obviamente, no se debe aceptar canjearlo por una pérdida de conquistas.

Se trata de diferentes vertientes de un ajuste global. Es el momento de presentar una agenda para enfrentarlo como tal, con todos los reclamos. Y emplazar a Emova y a Larreta para su concreción. Es la postura de la agrupación Naranja del Subte

También te puede interesar:

Es indispensable la creación de nuevos centros integrales de la mujer en cada Comuna.
Importante recorrida del Polo Obrero en el barrio con el reclamo por justicia.
Larreta aplica un tarifazo en VTV, estacionamiento, EcoBici y peajes.
700.000 usuarios se quedaron sin luz.