30/06/2021

Hospital Garrahan: vamos con todo al paro del 1/7

Crece la huelga.
Delegado en la Junta Interna de ATE Hospital Garrahan.

La asamblea general convocada por la Junta Interna de ATE el martes 29 confirmó que el jueves 1/7 habrá un nuevo paro en el Garrahan, esta vez por 24 horas (hasta las 7 am del viernes). El domingo hará lo propio el turno franquero. Desde la semana pasada, cuando inició el plan de lucha, ha sido notable el crecimiento de sectores que manifestaron su voluntad por sumarse a una huelga efectiva, incluyendo muchos que nunca lo habían hecho.

Con más adhesión que la semana pasada, serán partícipes, entre otros, trabajadorxs de centro quirúrgico (con las instrumentadoras a la cabeza), enfermería, farmacia, hemoterapia, laboratorio, imágenes, administrativxs, e incluso algunxs médicxs. Es un dato sobre el estado de ánimo de trabajadores y trabajadoras de la salud, que manifiestan su hartazgo frente al ajuste insoportable del que somos víctimas. El gobierno de Fernández no cumplió aun siquiera con su miserable bono de tres cuotas de $6500, que anunció en su momento para contener el repudio que causaron sus declaraciones sobre la “relajación” del personal de salud. La lucha del Garrahan tiene entre sus principales banderas el incremento del 50% en una sola cuota, un salario inicial igual a la canasta familiar ($99.000), el pase a planta de contratadxs y tercerizadxs, y el establecimiento de un régimen que contemple la insalubridad.

Las maniobras para desactivar el paro tienen patas cortas

Mientras se desarrollaba la asamblea, el Consejo de Administración y sus laderos sindicales (UPCN y SUTECBA) anunciaban “un nuevo incremento” a la paritaria, en un intento desesperado  -y tardío- por contener el crecimiento exponencial del paro para el jueves. Lo hicieron abusando de la contabilidad creativa, pues presentaban como nuevo incremento un porcentaje que ya es parte del salario desde marzo. Así las cosas, el “nuevo” logro supone que en 2020/21 percibimos 35% en cuotas frente a una inflación del 50%. Para 2021/2022 nos quedaría otro 35% en cuotas (que dibujan como 45%), contra un alza de los precios que evidentemente será superior.

La burocracia sindical de UPCN y SUTECBA, por su parte, vuelve a confirmar su rol de agencia embellecedora del ajuste que realiza el gobierno de turno, en este caso un Consejo donde conviven amistosamente cuatro funcionarios nombrados por Vizzoti y Fernández junta al designado por Larreta y Quirós. A pesar de estas maniobras, el paro promete una gran contundencia.

Plan de lucha hasta ganar

La combativa Junta Interna de ATE propone el desarrollo de un plan de lucha con paros progresivos, en sintonía con sectores autoconvocados -un motor muy importante del conflicto-. Es fundamental la realización de asambleas generales, para que sea el colectivo de trabajadores y trabajadoras quien controle el desarrollo de la pelea, frente a seguras intentonas de división sectorial por parte de la patronal. En este sentido, se ha resuelto una nueva asamblea durante el propio paro, con la perspectiva de ir a la huelga 48 horas en la próxima semana. Este método se opone por el vértice a la burocracia sindical, no solo la nombrada arriba, sino también la de la propia ATE, que tanto en Nación como Capital dan la espalda al conflicto, en sintonía con su absoluta integración a la patronal (“el Estado empleador”).

La victoria del Garrahan interesa al personal de salud en particular y a la clase obrera en general. Está planteada una campaña popular de apoyo y solidaridad; el quiebre de la paritaria estatal a la baja y del ajuste en salud, que aplica el Frente de Todos a pedido del FMI, solo podrá venir de la extensión y el triunfo de estas luchas.

También te puede interesar:

Enfrentar el ajuste nacional y avanzar con una verdadera oposición popular al régimen de negocios y privatización de Larreta y sus cómplices.
¡Fuera de la educación pública y la formación docente!
Reclaman contra el hambre y por la asistencia alimentaria a los comedores populares.