29/10/2020
CABA

Hospital Zubizarreta: la paritaria no puede esperar más

Es urgente un paro municipal y movilización a Jefatura de Gobierno por una recomposición salarial del 40%.
Por Corresponsal Tribuna Municipal Zubizarreta

En las últimas semanas hemos asistido en el hospital a dos cortes de calle convocados por la delegación gremial de Sutecba, y el último también por la junta interna de ATE. Fueron convocados en rechazo al no cobro del bono de 5 mil pesos por parte de los trabajadores administrativos. El último corte de calle reunió a más de 50 compañeros y el cese de actividades que lo acompañó paralizó varios servicios del hospital. Quedó demostrado que hay fuerzas para defender el salario.

Dicho bono había sido acordado semanas atrás entre el Ejecutivo porteño y el dirigente de Sutecba Amadeo Genta para el personal de salud, como pago extra del bono de 5 mil pesos que cobraron todos los municipales. El hecho de que los administrativos de la salud no cobremos el bono es la discriminación al cuadrado, porque no estamos cobrando un bono que ya de por sí es la mitad del que cobra el personal de la carrera profesional de salud (dos pagos de $10.000). Por este bono enfermería cobró la mitad de lo que cobra cualquier otro profesional de salud, reforzando la discriminación contra la cual viene ganando las calles por la inclusión en la Ley 6035.

El ataque a nuestro salario va mucho más allá del bono. En todo 2020 el salario básico no tuvo ni un solo peso de incremento. El salario inicial de bolsillo está debajo de la línea de pobreza. Entre 2015 y 2019 perdimos 25 puntos contra la inflación. Este año la inflación supera con creces el porcentaje de 7,97% (único aumento y no remunerativo), que sólo cubrió el alza de los precios del primer trimestre. En el marco de la corrida cambiaria, la inflación se está disparando y sólo en septiembre consumió el bono que estamos reclamando. Para sumar, las promociones horizontales tienen un impacto irrisorio sobre el salario, y las verticales nos están vedadas. La paritaria está vencida hace siete meses, y el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y Genta la siguen pateando. No da para más.

La miseria salarial tiene responsables. Los gobiernos están empeñados en descargar su propio fracaso sobre las espaldas de los que trabajamos. Mientras premian a los especuladores, les bajan impuestos al agro, a la minería, entre otros premios a las patronales, quieren que paguemos la crisis llevándonos al hambre. Larreta quiere hundir el salario municipal mientras hace negocios inmobiliarios. Pero no está solo: sigue el modelo del gobierno nacional, que en todo el año pagó sólo un 7% de aumento a los estatales nacionales, incluido el personal de salud de hospitales como el Garrahan o el Posadas.

Las conducciones sindicales que hoy dicen defender nuestros reclamos tienen que abandonar la tregua que vienen llevando adelante. No tenemos más espalda para paritarias a la baja. Necesitamos salir del inmovilismo y de las medidas aisladas. Quienes decían que en pandemia no se moviliza, finalmente se movilizaron en apoyo al gobierno cuyo principal objetivo es un acuerdo con el Fondo Monetario. Los sindicatos tienen que estar al servicio de los trabajadores, no del gobierno.

Por todos estos motivos, necesitamos un paro general de los municipales y movilización a la jefatura de gobierno para reclamar un 40% de recomposición salarial, como el que le dieron a la Bonaerense. También el inmediato cobro del bono y, por supuesto, el pase a la carrera profesional de enfermería y de todos los profesionales que hoy se encuentran en el escalafón general. Pase a planta permanente de los tercerizados de limpieza, cocina y seguridad, y aumento salarial de emergencia. Por una asamblea efectiva del hospital, sin distinción de afiliación, para organizar estas medidas. Con un plan de lucha podemos ganar, vayamos a fondo por nuestros reclamos.