21/09/2020

Hospital Zubizarreta: ¿por qué la junta interna de ATE le da la espalda a la movilización de enfermería?

Este lunes 21 de septiembre, desde las 10h en Congreso, ganemos las calles.
Tribuna Municipal Zubizarreta

Este lunes 21 de septiembre cientos de enfermeros ganarán las calles con demandas propias de su profesión: desde el pase a la carrera profesional hasta el aumento salarial, pasando por la no menos importante demanda de justicia por los enfermeros fallecidos en pandemia, así como la protección de aquellos que todos los días están al frente de la lucha contra el Covid-19.

Sin embargo, la junta interna de ATE del Hospital Zubizarreta, conducida por la Verde y blanca, recorrió los offices de enfermería el viernes pasado para informar que no iban a participar de dicha movilización. En cambio, realizarán una foto en la puerta del hospital: una acción intrascendente cuando el foco de atención estará en los enfermeros movilizados. Para tal decisión no convocaron a ninguna instancia para que los propios enfermeros puedan siquiera opinar. Tampoco gestionaron asueto o licencia para que quienes quieran movilizarse no corran riesgo de descuentos o sanciones.

¿Cuál es el motivo por el que la junta de ATE no participará de la movilización? Por motivos “sanitarios”, porque podría “generar contagios”. El personal de salud, mucho antes que en una marcha, se contagia en sus lugares de trabajo por sus precarias condiciones laborales. Transcurridos seis meses de pandemia -y habiendo sufrido falta o deficiencia de EPP, hacinamiento, sobrecarga laboral, falta de personal y miseria salarial, todos factores que disponen al contagio- la Verde y blanca no ha convocado una sola asamblea para enfrentar la situación. La preocupación por los contagios pareciera no ser la misma si surgen de una movilización de los trabajadores que si son consecuencia de la negligencia patronal.

La idea de que “en pandemia no se moviliza” pareciera, igualmente, tener excepciones. Días atrás, en ocasión del motín policial de la Bonaerense, Daniel Catalano -secretario general de ATE Capital por la Verde y blanca- declaró en distintos medios que el sindicato iba a movilizarse a La Plata si el conflicto no se resolvía. Para defender al gobierno que recula con la Bonaerense pero mantiene congelados los salarios estatales no hay problemas sanitarios. Los problemas sanitarios aparecen cuando las enfermeras y los enfermeros se movilizan para pelear por un aumento salarial. Nuevamente el argumento cambia según desde dónde se lo mire, si desde la perspectiva del gobierno o de los trabajadores.

Los motivos por los que la junta de ATE Zubizarreta no se movilizará este lunes no son sanitarios son políticos. Enfrentar a fondo la política precarizadora que pesa sobre los trabajadores de la salud, y sobre el conjunto de los trabajadores, implicaría rechazar la política de su propio gobierno que paga un bono miserable, congeló todo el año los salarios estatales e impulsó el pago en cuotas del aguinaldo. La subordinación al gobierno nacional también explica que ATE Capital no juegue ningún papel ante el atropello que Larreta y la dirigencia de Sutecba vienen pactando en la (no) paritaria, con la cual sólo obtuvimos un 7,97% que cubre sólo la inflación del primer trimestre y un bono que discrimina a enfermería pagándole la mitad que el resto de los profesionales.

Desde Tribuna Municipal y la Naranja de Enfermería venimos realizando una campaña de convocatoria a la movilización del lunes afichando carteleras y servicios, impulsando fotos con los reclamos y recolectando firmas en un petitorio que exige a la comisión de salud de la Legislatura que se traten los proyectos que plantean el pase a la carrera profesional de enfermería. Haremos entrega de esas firmas en un acto en la Legislatura, luego de la movilización del Congreso a la Plaza de Mayo. Convocamos a compañeros y compañeras a participar de la marcha con estricto distanciamiento social y protección adecuada.

La movilización es la herramienta que tenemos los trabajadores para lograr nuestros reclamos. Por eso, más que nunca, este 21S exijamos el pase a la carrera profesional de enfermería, un salario igual a la canasta familiar, la duplicación del bono para el personal de salud de Ley 471, la incorporación de personal y el pase a planta de los contratados, el derecho al descanso y a la licencia por estrés, EPP de calidad, cohortes en todos los servicios y reapertura de las paritarias. ¡No somos héroes, somos trabajadores precarizados!

También te puede interesar:

Vamos con todo al paro del miércoles 28/7.
Contó con la presencia de Vanina Biasi, Amanda Martin y Gabriel Solano.
Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.