18/04/2017

Hotel Bauen: festival contra el desalojo de la cooperativa

La justicia había definido la fecha para el miércoles 19, pero la medida se postergó.


La Sala C de la Cámara de Apelaciones suspendió el desalojo del Hotel Bauen, que la jueza Paula Huelda había ordenado para el miércoles 19. Ahora, dicha sala deberá determinar si deja definitivamente sin efecto dicha orden. 


 


El abogado de la cooperativa obrera consideró el fallo como un pequeño triunfo. De todos modos, los trabajadores mantienen alta la guardia y llaman a movilizarse a las puertas del hotel el miércoles a las 18, horario en que dará comienzo un festival artístico solidario.


 


La jueza Paula Hualde, del Juzgado Comercial 9, quien había solicitado asistencia policial al gobierno nacional a través de una misiva dirigida al jefe de gabinete Marcos Peña. En noviembre de 2015 la Cámara de Diputados había aprobado la expropiación del hotel y en noviembre de 2016 el Senado aprobó el proyecto, pero Mauricio Macri lo vetó en una decisión claramente propatronal que habilitó a que los antiguos dueños -que habían abandonado el hotel en medio de la crisis económica de 2001- a que tomen posesión del edificio de veinte pisos para realizar negocios al compás de la especulación inmobiliaria.


 



 


El hotel Bauen fue recuperado por sus trabajadores luego del vaciamiento y la huida de la patronal, que había construido el edificio con un préstamo realizado por el BANADE durante la dictadura, crédito que la empresa nunca devolvió. La empresa que reclama la propiedad del hotel se denomina Mercoteles S.A. y sus dueños son los miembros de la familia Iurcovich, que consolidaron su fortuna durante la dictadura y la incrementaron bajo los sucesivos gobiernos democráticos. La abogada de los vaciadores que impulsan el desalojo de la gestión cooperativa es Susana Espósito, que oficia como comunera del PRO en Caballito. Ricardo Raúl Pedace, esposo de la abogada y comunera macrista, fue subjefe de la Policía Metropolitana y en la actualidad encabeza la Agencia de Control Gubernamental de la Ciudad de Buenos Aires. Como se puede observar, el oficialismo se puso al servicio de la familia Iurcovich en una clara postura propatronal. 


 


La gestión cooperativa del hotel Bauen lleva ya 14 años, desde que el emprendimiento fuera reabierto por sus empleados. Durante el kirchnerismo los miembros de la cooperativa presentaron varios proyectos de expropiación del hotel, pero el oficialismo de ese entonces no concedió el reclamo de los trabajadores. Por esa razón su giro en la última sesión legislativa bajo el gobierno de Cristina Fernández fue calificado como una impostura por Pablo López, diputado del Frente de Izquierda-Partido Obrero, caracterización que fue confirmada ya que el Senado tardó un año en aprobar la ley votada en Diputados, a pesar de que el Frente para la Victoria tiene mayoría en esa cámara. Luego de la aprobación de la ley, el presidente Macri la vetó alegando que demandaba una acción onerosa en beneficio de un pequeño grupo social. Una distinción que el macrismo no realiza a la hora de bajar retenciones a los pulpos sojeros, mineros, entregar el 4G de forma gratuita a Clarín o perdonar deudas multimillonarias de las empresas eléctricas. 


 


El Partido Obrero participará activamente del festival contra el desalojo organizado por los miembros de la Cooperativa Hotel Bauen y seguirá batallando junto a los trabajadores para alcanzar la expropiación definitiva del edificio, en beneficio de la gestión obrera.

También te puede interesar:

El intendente Zamora prioriza los intereses de los especuladores inmobiliarios.
La candidata del Frente de Izquierda Unidad participó de la movilización contra el desalojo de la Toma Fuerza de Mujeres.
Decenas de familias marcharon desde el Obelisco a la Legislatura porteña, tras ser desalojados brutalmente por el gobierno de Larreta.
Una importante movilización acompañó a las familias Carbó y Roldán.
Crece la presencia policial alrededor de la ocupación.
Abajo las causas. Tierra para vivir, no para especulación.