04/11/2015 | 1388

Huelga en Campana: por la reincorporación de los compañeros de Cabot


La empresa norteamericana Cabot, única productora de negro de humo en el país, y dueña de otras 24 plantas en el mundo, anunció en septiembre una inversión de 100 millones en la planta local. Sin embargo, el viernes 31 los trabajadores se notificaron de 13 despidos, que la empresa alega son parte de 300 a nivel global. Esta empresa emplea a unos 120 trabajadores, nucleados en el Sindicato único de trabajadores del negro de humo. La planta local procesa un residuo de la operatoria de la vecina destiladora de Axion (ex Esso).


 


La reacción de los trabajadores y del sindicato fue instantánea: huelga hasta la reincorporación de los compañeros. Incluso agregaron un viejo reclamo: el pago por antigüedad que la empresa no cumplía. La producción se ha paralizado por completo. Incluso más: al cortar la producción de vapor de la caldera, que no solo proveía a esta planta sino que desviaba gran parte del vapor a la química Carboclor, ha paralizado a esta planta también. En ambos casos la situación repercute sobre Axion. Este hecho es una poderosa arma de los trabajadores para garantizar el triunfo.


 


Los despidos en Cabot, como los de Siderca y plantas químicas (acaban de ser despedidos directivos del sindicato de supervisores químicos) son el botón de muestra del intento de las patronales para aprovechar la crisis en desmedro de los puestos y condiciones de trabajo.


 


Como en otros casos, no se ha escuchado ninguna convocatoria de las CGT locales para oponer una resistencia o al menos solidarizarse activamente con los trabajadores agredidos.


Es necesario un debate y un plan de lucha del movimiento obrero local, para resistir el plan de ajuste que ya comienza a efectivizarse.


 

En esta nota

También te puede interesar:

El lunes que viene la empresa deberá abonar lo adeudado.
Los trabajadores de la planta de Campana actúan en defensa de la salud.
No garantiza ni la salud ni la "economía".
Funcionan a pleno la construcción y la industria en pleno desastre sanitario.
Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.