12/09/2013 | 1285

Ioma de los estafadores

Fueron detenidos 10 funcionarios de Ioma por el saqueo de los fondos a la obra social de los trabajadores estatales de la Provincia de Buenos Aires (La Nación, 30/8). La estafa que se investiga tiene que ver con la sobrefacturación millonaria de los costos relacionados con las drogas oncológicas, incluyendo recetas a pacientes fallecidos.


Entre los detenidos figura Marcelo Piergiácomi, un hombre de UPCN que fue candidato a presidente del club Estudiantes de La Plata. La burocracia celeste del Suteba y la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses gestionan con UPCN la obra social a espaldas de los trabajadores. Se trata de un entramado mafioso que involucra a funcionarios del gobierno, dueños de sanatorios y pulpos farmacéuticos.


El vaciamiento de la caja de Ioma se realiza en función de intereses personales y como parte del colapso más general del sistema sanitario. Al mismo tiempo la falta de pagos a los prestadores por parte de Ioma pone en riesgo la asistencia de los afiliados. Los trabajadores y sus hijos no pueden acceder a las prácticas, estudios y procedimientos diagnósticos que necesitan, o para conseguirlos recorren numerosos pasillos y oficinas durante meses para que los autoricen. La tercerización de la atención, a través de las prepagas y clínicas privadas como sucede con la mayoría de las obras sociales, favorecen el vaciamiento y los chanchullos. Unos días antes de las detenciones miles de docentes de los Sutebas combativos se habían movilizado a la sede central de la obra social denunciando su brutal vaciamiento.


Exigimos la investigación de todos los responsables y la inmediata separación de todo el directorio de la obra social. Para terminar con el saqueo de IOMA necesitamos su control con representantes electos democráticamente entre trabajadores y usuarios, como parte de la lucha contra la burocracia sindical y el gobierno.

En esta nota

También te puede interesar:

​El clasismo y los trabajadores contra el ajuste de Kicillof, la ministra Vila y las burocracias sindicales.
Amplia repercusión del acto del Partido Obrero en el ARS.
Implica que un 40% sobre el sueldo de mayo, que se terminaría de cobrar en enero de 2022.
El ajuste a la salud y los negocios capitalistas obstruyen el acceso a ese derecho.