05/06/2020

Jesús María: municipales confirman el aumento salarial

Sostienen el 100% de los acuerdos firmados.

Luego de varias reuniones con la Municipalidad donde se discutió el salario del mes de mayo, el combativo sindicato de municipales de Jesús María (Sitram) firmó un acta acuerdo en la que siguen defendiendo el salario de las y los trabajadores. En el acta se dispone que todos los municipales van a percibir una suma de $5.000 el día 10 de junio, en compensación por el no pago de los aumentos acordados oportunamente.


Cabe aclarar que un trabajador categoría 1 debía percibir este mes, según el acta del 2 de marzo, un aumento de $4.863 que se componían de la siguiente manera: 2 mil pesos no remunerativos, 2.263 pesos de los aumentos del 5% en abril y 5% en mayo y 600 pesos de aumento de refrigerio. De esta manera, se compensa en forma total el aumento no percibido por esa categoría.


A la vez, se logró que esa compensación de $5.000 se otorgue a todas las y los trabajadores. En una primera propuesta, la Municipalidad ofreció pagar esa suma solo a la mitad. A la otra mitad, le ofreció una suma inferior y en algunos casos pretendía no abonar ninguna compensación. Esta metodología que proponía el ejecutivo municipal era muy riesgosa para los trabajadores, porque no dejaba claro quién percibiría la suma. Ya con el gobierno anterior, en una oportunidad, se había impuesto una metodología similar y había sido perjudicial, porque dejaba sin precisiones sobre quién debía cobrar. Al otorgarse la compensación a la totalidad de los municipales, se garantiza que todos la perciban, sin lugar a dudas o interpretaciones arbitrarias.


Por último, se acordó una nueva mesa de negociación para el día 26 de junio, para convenir el pago de los salarios correspondientes al período de junio de 2020.


El acuerdo alcanzado por el mes mayo es un nuevo logro de las y los trabajadores y su organización gremial, el Sitram. Las conquistas alcanzadas debido a la lucha y la unidad de acción del sindicato municipal se diferencian de la CGT, que pactó junto a la Unión Industrial la rebaja de los salarios de los trabajadores. De igual modo ocurre en Córdoba donde la pasividad de la CGTs locales dejan pasar el feroz ajuste salarial y jubilatorio que Schiaretti y Llaryora descargan sobre estatales y municipales. El reforzamiento de la organización, alejada de compromisos con el gobierno, será necesario para preparar lo que viene.


El plan de acción votado nacionalmente por el Plenario del Sindicalismo Combativo el próximo 16 de junio es un puntal para extender la lucha del Sitram y el resto de la clase obrera.



 

También te puede interesar:

La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.
El principal sospechoso es el intendente.