Sindicales

17/11/2022

Marcha de la salud en lucha a Plaza de Mayo

En el Garrahan y todos los hospitales, sigamos el ejemplo de residentes: ganar es posible.

Delegado en la Junta Interna de ATE Garrahan.

Federico Imas @ojoobrerofotografia

La movilización del jueves 17 hacia la Plaza de Mayo fue un testimonio de las crecientes luchas que se están desarrollando en la salud y la educación. En el Hospital Garrahan, tuvo lugar el quinto paro del conflicto en curso. Las migajas que largó el Consejo de Administración (80% Nación, 20% CABA) no aplacaron el ánimo de los trabajadores y trabajadoras, que seguimos exigiendo una recomposición salarial real (100% en un pago y mínimo equivalente al costo de la canasta familiar de $205.000). Tampoco hubo respuestas frente al reclamo de que se reconozca la insalubridad. En este marco, nos movilizamos a las 10 horas desde Plaza Congreso.

El Hospital Posadas también tiene su plan de lucha por el salario, para 48 horas esta semana, y se moviliza desde el Ministerio de Salud hacia Avenida de Mayo, donde confluiremos en una marcha única hacia la plaza del centro político del país. A la vez, estuvieron presentes residentes de CABA, que luego de su extraordinario triunfo votaron seguir la lucha y participar. En simultáneo, 156 residencias de la provincia de Buenos Aires dijeron presente, ilustrando que el ataque a la salud no distingue jurisdicciones.

Como si esto fuera poco, también marcha la docencia, en el marco de lo que promete ser un gran paro Multicolor de la provincia de Buenos Aires. Ademys (docencia porteña) votó concurrir con una delegación en su asamblea. En la Plaza de Mayo nos encontramos con las agrupaciones de jubiladas y jubilados que reclaman por sus haberes de indigencia. La jornada fue una postal del derrumbe de las prestaciones del Estado, con una salud y educación en completa crisis, tanto en lo que respecta al salario como a las condiciones de trabajo de su personal -ni hablar de la infraestructura.

Esta movilización contrasta objetivamente con el acto oficialista en La Plata, donde muchas direcciones burocráticas de los sindicatos concurrirán a vivar a una de las líderes políticas del ajuste en curso (CFK), en vez de organizar la lucha por las necesidades de sus afiliados y afiliadas. El presupuesto que ajusta la salud, la educación y las jubilaciones a pedido del FMI, de hecho, se votó en el Senado de Cristina Fernández.

“Luche como residente”

El balance sobre el triunfazo de residentes y concurrentes será un nuevo impulso a las luchas en general y a las de salud en particular. Inmediatamente después de la victoria del Sutna, volvió a ponerse en evidencia que es posible para las y los trabajadores obtener conquistas. Que hay sindicatos recuperados que funcionan en base a asambleas, con movilizaciones, paros y la huelga general. Y que cuando los sindicatos traicionan, como en residentes y concurrentes, la lucha consciente y tenaz con mismos métodos puede llegar a mismos resultados. ¡Qué distinta sería la situación de lxs trabajadorxs si todos los sindicatos funcionaran como el Sutna o la Asamblea CABA de residentes y concurrentes!

Que siga la lucha

En el Garrahan en particular ya está votado un nuevo paro que tendrá lugar el próximo 23/11. El 29/11, una asamblea general (gran conquista de una lucha que integra a sectores diversos) definirá nuevos pasos a seguir. También el Posadas tiene votados nuevos paros; sigue el reclamo por el salario para concurrentes y se suman nuevos sectores a lo largo y ancho del país, como el paro del 16 en Córdoba.

Vamos por la victoria de todas las luchas de salud, contra el ajuste y la precarización que imponen gobiernos de todo signo político bajo mandato del FMI.