18/02/2020

Kicillof cierra el aumento a estatales por decreto

Un aumento miserable, digno de Vidal

Tras tres reuniones con los distintos sindicatos estatales, en las cuales los sindicatos rechazaron las propuestas por insuficientes y el gobierno de la provincia mejoró muy poco las propuestas, el gobernador de la provincia de Bs. As. dio por cerrada la discusión  por decreto. El aumento para los trabajadores de la ley 10.430 se compondría de dos cuotas $3000 en marzo y $1000 en abril (2700 y 900 de bolsillo). En abril abrirían nuevamente las discusiones, mientras continúan las reuniones técnicas.


Sin ninguna contemplación por la pérdida de poder adquisitivo del 2019, de salarios pulverizados por inflación, Kicillof cierra la negociación a espalda de los trabajadores. No se le escapa a nadie que quiere dejar sentado un antecedente de cara a las negociaciones con judiciales, profesionales de la salud, y, sobre todo, docentes.


UPCN y ATE han coincidido en el rechazo en las reuniones. Ambas también han coincidido en una completa inacción, que ha dejado las manos libres del gobierno para imponer la suma que quiso, sin que medie ni una modesta acción de reclamo de los estatales bonaerenses.


La fuerza de los miles de estatales puesta en marcha puede arrancar un aumento que recomponga nuestros salarios.


Desde Tribuna Estatal reclamos un congreso de base de todos los sindicatos estatales por salarios igual a la canasta familiar, pase a planta de los miles de trabajadores precarizados provinciales y la eliminación del presentismo como forma de regimentación.

También te puede interesar:

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia reclama una audiencia con Kicillof.
Se trata de la empresa responsable de la quema de residuos de los centros de salud.
Gran cantidad de casos positivos se dieron en diferentes fábricas papeleras de la Provincia de Buenos Aires
Daniel Marconetto, médico terapista del Hospital Oñativia de Rafael Calzada.
El personal de salud y los vecinos de los barrios en riesgo.
Ya hay 10 casos confirmados en el hogar Convivencia, que tiene más de 60 trabajadores y 200 residentes.