07/01/2021
En plena pandemia

Kicillof y su ministra de Educación echan y dejan sin obra social a miles de docentes y auxiliares

Llamado a firmar masivamente el petitorio por la continuidad laboral y de atención de los trabajadores del Programa Piedas.

Miles de docentes y auxiliares que se desempeñaban en el Programa Piedas de la provincia de Buenos Aires fueron cesados al 31 de diciembre agravando el desempleo y los despidos en plena pandemia y rebrote de contagios. El último informe oficial habla de casi 14.000 casos de la Covid-19 en todo el país de los cuales unos 5.000 corresponden al conurbano y al interior provincial. Todos estos trabajadores y trabajadoras del extinto Piedas han quedado sin nada incluyendo la falta de cobertura de Ioma, la obra social de los empleados del Estado provincial, que sin embargo sigue financiando -por pedido expreso de Kicillof- a los sanatorios y clínicas privadas a tasa cero y mientras dure la emergencia de salud por 400 millones de pesos mensuales.

Origen del Piedas

Este Programa surgió en los comienzos del Aspo (cuarentena) frente a la imposibilidad de llevarse a cabo los actos públicos presenciales de designación de cargos por la pandemia, lo que dejó un tendal de trabajadores de la educación en la calle y sin ingresos. Fue una respuesta deformada de Kicillof, la ministra Agustina Vila, la burocracia del Suteba y todo el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), a la gran campaña llevada adelante por las seccionales de conducción Multicolor que reclamaban al gobierno provincial, en marzo abril pasado, un subsidio al docente desocupado sin contraprestación laboral no inferior a 30 mil pesos, una cifra entonces más cerca de la canasta básica que hoy trepó a casi 50.000 pesos por el estallido inflacionario.

En lugar de un subsidio, el Piedas se sumó a otros programas de precarización laboral como los Fines, los llamados “programas socioeducativos” y ahora los ATR con la obligación de los “beneficiarios” de prestar una contraprestación de ocho horas por un máximo de 17.000 pesos para los docentes y 10.500 pesos para los auxiliares de escuelas. Nacidos en la década kirchnerista, estos “programas” continuaron con Vidal y ahora siguen con Kicillof. Como se ve la precarización del empleo, que ha ido ganando mucho terreno entre los docentes de la provincia de Buenos Aires por la falta de trabajo, es una cuestión de “política” de Estado. Burocracia de por medio los docentes castigados con bajos salarios y su propia “reforma laboral”.

Precarización laboral y salarial

En los hechos, el Piedas pendió siempre de un hilo (inestabilidad laboral crónica) y estuvo sujeto a una renovación mensual con la lógica incertidumbre y angustia permanente de los trabajadores enrolados en este programa provincial. La realización de los llamados actos públicos digitales (APD) no resolvió la situación de miles de docentes y auxiliares que siguieron sin poder acceder a la conquista de cargos, y de otros que perdieron el Piedas después de haber tomado unas pocas horas de trabajo que no les permiten comer ni vivir.

Es indudable que la miseria salarial y las paritarias a la baja firmadas por las burocracias forzaron de hecho a toda una franja de los trabajadores de la educación a autoexplotarse, es decir, a tomar más horas de trabajo alargando la jornada laboral para algunos y engrosando las filas de la desocupación para otros. Al igual que lo que sucede con todos los programas precarizadores que llegaron para quedarse, los Piedas como los Fines o los ATR (este último habilita a los estudiantes de los terciarios a tareas de “vinculación” por ocho mil pesos) están completamente por fuera del Estatuto del Docente, no tienen vacaciones ni antigüedad, ni tampoco cobran plus por desfavorabilidad, ni gozan de licencias u otras conquistas que tienen décadas de aplicación por la lucha de los trabajadores.

Crece el movimiento

El rechazo a las miles de cesantías y la pérdida de cobertura del Ioma está dando lugar a un movimiento cada vez más importante de compañeros y compañeras del Piedas que piden la continuidad laboral y médico asistencial mientras dure la pandemia. Es un reclamo de extrema justeza para que los trabajadores no paguemos la crisis. El fin de año se cerró con distintas acciones y nuevamente es la Multicolor de los Sutebas recuperados, la que está a la cabeza de estos reclamos librados a su suerte por las direccione sindicales colaboracionistas . En menos de dos días de trabajo cerca de 2000 docentes (un 65% de éstos pertenecientes al Piedas) firmaron el petitorio organizado por las seccionales combativas exigiendo la continuidad en la emergencia sanitaria . Apoyando este petitorio se hizo una presentación y pedido de reunión a las autoridades del Ioma y a su presidente Homero Giles mientras se prepara otra presentación con las miles de firmas reunidas hasta el presente.

Las seccionales opositoras de ATE Sur, por su parte, están haciendo circular otro petitorio, con eje en los auxiliares de escuela, que denuncia en términos similares a las miles de cesantías y pide también una solución de continuidad laboral y de la obra social mientras dure la pandemia. Al igual que la Multicolor, ATE Sur reclama a la conducción sindical que actué y rompa su parálisis. Se van dando las condiciones para una gran acción de conjunto de los trabajadores de la educación que volverá a ponerse a prueba con la falta de condiciones para la vuelta a clases por la situación epidemiológica y de las obras no realizadas en las escuelas.

Es significativo que lanzado el petitorio y el pronunciamiento de las seccionales Multicolor -que encontraron enorme acogida en las bases docentes en plenas vacaciones- la burocracia celeste del Suteba (Baradel) saliese de apuro con flyers anunciando que Ioma seguirá atendiendo a los trabajadores del Piedas en enero y febrero. Sin embargo no es esto lo que dice oficialmente la presidencia del Ioma que presenta en su información pública la “continuidad” como una nueva “afiliación voluntaria” de los docentes y auxiliares, que tendrían que pagar 3.000 pesos de cuota estando sin trabajo ni salario. Una farsa y una estafa.

La campaña por la continuidad laboral de los Piedas, dirigida a Kicillof-Vila, y de cobertura médica asistencial al directorio del Ioma es de interés de todos los trabajadores. No es casual que dos semanas después de votarse el presupuesto 2021 de ajuste de Kicillof, los bonistas y Juntos por el Cambio que lo apoyó, el gobierno concrete este sablazo contra miles de docentes y auxiliares bonaerenses. Impulsemos masivamente la firma de los petitorios. Satisfacción a los reclamos por salario y salud. Basta de precarización laboral. Para los Sutebas Multicolor la organización de los precarizados es una bandera plantada desde la recuperación misma de los sindicatos a manos de la burocracia.

También te puede interesar:

La lucha obtiene la reincorporación de los despedidos.
Impunidad y protocolos contra la juventud.
Acciones luego de la salvaje represión en barrio Villa Roca.
En un comunicado emitido por el gobierno provincial afirman que en enero se efectuarán los pagos.
Fue unánime entre las direcciones sindicales la entrega del salario.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.