02/09/2021

Kicillof y Vila impulsan la reforma laboral en docentes

Con la presentación del nuevo programa educativo en la Provincia de Buenos Aires, «Programa para la intensificación de la enseñanza +ATR», se avanza en la precarización laboral docente, como un intento más de avanzar contra la educación pública.

Un programa ajustador

En los últimos días el debate educativo giro en cómo avanzar en una reforma educativa de la escuela que «necesitamos» en la post pandemia.

Esto luego de que miles de estudiantes se han desvinculado de las escuelas. En​ el 2020, el propio gobierno del Frente de​ Todos reconocía casi 300.000 estudiantes​ sin continuidad educativa, cifra que aumentó​ en el ciclo lectivo 2021 y con​ la segunda ola de la pandemia.​ Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina, el 49% de los estudiantes de la Argentina​ no tienen computadoras y el 47% carece de conectividad en sus domicilios.​

Este programa, lejos de dar una respuesta al ajuste histórico que sufre la educación pública, es una ofensiva contra las condiciones laborales de la docencia avasallando el estatuto docente y desvalorizando las tareas pedagógicas, avanzando en la reforma laboral que hoy reclaman las patronales para el conjunto de lxs trabajadorxs, en sintonía de los planteos del FMI.

Precarización laboral y destrucción de la escuela

El programa obliga a lxs docentes a visitas domiciliarias, convirtiéndolo en un «delivery» educativo, una tercerización del trabajo que hoy corresponde los equipos de orientación escolar, que hacen un seguimiento articulado con lxs docentes y los equipos directivxs sobre las dificultades de aprendizaje.

Al mismo tiempo avanza con clases los días Sábados, extendiendo la jornada laboral y atacando las condiciones de trabajo.

Además de permitir la injerencia en la educación de la iglesia y otras instituciones al habilitar la posibilidad de utilizar sus edificios. No es aislado el acuerdo de la candidata del Frente de Todos, Tolosa Paz, y la intendencia La Plata de conceder terrenos a la iglesia en vez de la construcción de una escuela.

Al mismo tiempo es una confesión de la falta de una política de obras y la construcción de escuelas, que hoy son necesarias para dar respuesta a los miles de estudiantes que albergan la escuela pública.

Por otro lado, se avanza contra el régimen de licencias en medio de una pandemia, como también pagando los cargos y módulos sin los bonificantes por escuela, es decir, reduciendo el salario del docente.

Suteba garante de la precarización laboral

La burocracia sindical de Suteba, que está subida por completo a la campaña electoral del Frente de Todos, avalan los planes precarizadores de Kiciloff y Vila como fue el FORTE el año pasado.

Baradel acaba de anunciar en el plenario de secretarios generales que no existe la precarización laboral docente, una confesión de que no piensa mover un pelo para enfrentar las ofensivas del gobierno contra el estatuto y las condiciones laborales de la docencia.

Para la conducción celeste del Suteba P sería una forma de “abrir puestos de trabajo”.

Defendamos la educación pública y a la docencia

Denunciamos​ el chantaje que implica ​extender la jornada laboral, el ataque a las condiciones de trabajo como “salida” a la enorme desocupación docente.​

La “revinculación”​ exige la cobertura de todos los cargos faltantes en las escuelas, un plan de obras​ bajo control de la docencia y la comunidad educativa, la vacunación con las dos dosis afectando e interviniendo a​ los laboratorios privados y el inmediato ​aumento del presupuesto educativo provincial y​ control popular del​ fondo educativo para ​que la plata vaya a las escuelas y no sea​ desviada por las intendencias con la complicidad del gobierno provincial.

La lucha contra los ajustadores y privatizadores de la educación es parte de un programa de reorganización social y económica de la provincia y del país. ¡Plata para educación y salud y no para el FMI y los bonistas!

La precandidatura de Romina Del Plá a diputada nacional en la Lista 1 A del Frente de Izquierda Unidad refuerza la lucha por la educación pública, la salud y los derechos laborales.