18/01/2019

La Agrupación Naranja de Docentes Universitarios llamó a preparar el no inicio de clases

El gobierno mantiene la rebaja salarial

La Agrupación Naranja de Docentes Universitarios llamó a preparar el no inicio de clases en defensa de los salarios, pocos días después de que se conociera que la inflación de 2018 alcanzó el 47,66%, la más alta en 27 años.


“Nuestra garantía salarial es hoy de $14067 para el cargo testigo (ayudante de primera semiexclusiva), un monto debajo de la línea de indigencia. El incremento percibido [en la paritaria], incluyendo las sumas fijas, va entre el 22% y el 25%. La pérdida de poder adquisitivo es de 20%, la mayor caída salarial desde 2002”, denuncia el comunicado de la agrupación, que forma parte de la conducción de AGD-UBA y Adiunt (Tucumán) y está presente en numerosas universidades del país.


En contraste, “el pago de los intereses de la deuda equivaldrá a tres presupuestos universitarios y los tarifazos en los servicios públicos de gas, luz y agua alcanzarán un mínimo del 55% este año 2019”, señala el comunicado. La Naranja responsabilizó por esta situación al gobierno de Macri y al ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, “que aplica el plan colonial del FMI de destrucción de la ciencia, la tecnología y la educación”.


Durante 2018, la docencia universitaria protagonizó una huelga de más de cinco semanas, con un amplio apoyo estudiantil. Pero “las burocracias sindicales de la Conadu, Ctera, Fedun y Fagdut torpedearon el plan de lucha y en el momento de mayor movilización histórica de la Universidad levantaron las medidas de fuerza”. Y firmaron, denuncia el comunicado, el acta salarial que implicó la fuerte rebaja en los ingresos de la docencia. El comunicado añade que estas conducciones son “cómplices del gobierno que excluyó a la Conadu Histórica de todas las negociaciones porque sus asambleas rechazaron firmar el acta de la infamia”.


El 16 de enero, subraya el texto, las conducciones firmantes “fueron partícipes necesarias de la farsa de la ‘cláusula de revisión’ donde el gobierno literalmente no hizo ninguna oferta de recomposición en base a la inflación, congelando nuestro salario”.


El comunicado finaliza con un llamado a derrotar el plan colonial de Macri y los gobernadores con un paro activo nacional de 36hs de todo el movimiento obrero.

También te puede interesar:

Uatre, Soefrnyn y Stihmpra se vuelven a reunir este lunes a las 15 hs con la CAFI y el Estado por la paritaria de cosecha, mientras avanza la pobreza, el desempleo, la precarización y la trata de personas en el sector obrero frutícola.
Las burocracias frutícolas siguen sin convocar a un general paro por el salario y la zona desfavorable.
Una suma que consolida la miseria salarial para los suspendidos.
Por un plan de lucha efectivo por el salario y todos los reclamos.
Jonatan Doino, su secretario general, desconoce el mandato de los plenarios de delegados y de los paritarios electos por la base. Asamblea nacional autoconvocada repudia la firma del acuerdo.