15/07/2004 | 859

Los trabajadores de Gatic, organizados en la Cooperativa pigüense, rechazamos en Asamblea la oferta del nuevo patrón Gotelli (hombre de Kirchner) que les ofrecía las mismas condiciones que a los obreros de la vecina Coronel Suárez: sueldos inferiores a los que se venían cobrando un año atrás (450 contra 600), el despido de una parte de los trabajadores y el “compromiso” del viejo patrón de pagar los sueldos adeudados en cuotas a seis años de plazo.


A menos de 50 km, en Coronel Suárez, una asamblea de más de mil trabajadores, aceptó las nuevas condiciones laborales fogoneados por los dos sindicatos que actúan como representantes de Gotelli: el Socaya y el Seca del Caucho se han dado el trabajo de firmar convenios individuales que son homologados por un juez, para borrar todo derecho al pataleo por la pérdida de los derechos laborales y salariales.


En la asamblea se escucharon algunas denuncias y a los sectores mas disconformes el sindicato les planteó entrar, para después seguirla desde adentro. Pero… el acuerdo con Gotelli establece que de los 4.500 trabajadores solo serán reincorporados 2.700, es decir que “la seguimos desde adentro”… si es que te toca entrar a trabajar. Para los despedidos tienen previsto un subsidio de 200 pesos, con vistas a un plan de asistencia social. Además, la fecha prevista de iniciación de tareas del 1º de julio volverá a estirarse y como los nuevos propietarios deben pagar facturas pendientes, el municipio suarence, asistiría con un grupo electrógeno a las plantas (la deuda llegaría a los 300 mil pesos).


Gotelli ha dejado claro, en las reuniones mantenidas en el ministerio, que las plantas de Pigüé son un elemento clave en la producción de la empresa, lo que transforma a los compañeros de la Cooperativa de Pigüé en un componente imprescindible del proceso productivo. Por eso los patrones se han puesto a operar con un sector de los viejos jefes, que ya están recibiendo un sueldo, para intentar dividir a los trabajadores pigüenses. Hay acuerdos de trabajo con otras firmas que se encuentran frenados por los jueces del gobernador Solá, que no dan la posesión de las máquinas y los inmuebles a los trabajadores.


Los dirigentes sindicales, el gobernador Solá y el patrón Gotelli, representan a los que han hundido a los trabajadores, y pretenden hoy seguir haciendo negocios con la miseria de los trabajadores. La tenacidad de los compañeros de la Cooperativa de Pigué, en la defensa de sus derechos, alumbran un nuevo destino para el pueblo.


En Coronel Suárez está planteado en lo inmediato organizar a los compañeros que no entren, para luchar porque ningún compañero se quede afuera.


 

También te puede interesar:

Se trata de una jornada nacional de lucha, con una fuerte concentración en CABA y piquetes y cortes de ruta en todo el país.
Impulsa una agrupación barrial de cara a las elecciones venideras.
Una respuesta a nuestrxs compañerxs del PTS y el MST.
El tractor de la Ford, y el cañón de la Krupp.