31/07/2020

La autopartista Guidi, un modelo de atropellos contra la salud y el salario

Recortaron salarios a todo el personal, incluidos aquellos en grupos de riesgo; niegan el transporte e incumplen las medidas sanitarias.

Carolina Castro en la reunión con Alberto Fernández del 9 de julio.

La empresa autopartista Guidi está liderada por “la mujer de la UIA”, Carolina Castro, que ha tomado gran protagonismo luego de compartir la mesa del 9 de julio con Alberto Fernández y el “Grupo de los 6”, con los capitostes de la industria, los bancos y la Sociedad Rural, que también compartió Héctor Daer de la CGT.

Allí las patronales llevaron un pliego propio de reclamos, que Castro no demora en aplicar de hecho en su propia empresa, con una planta en Almirante Brown y otra en Zárate (ambos distritos bonaerenses). La lista de atropellos es larga. En primer lugar, recortó los salarios a todos los trabajadores suspendidos durante la cuarentena, pagando el 86% el salario, incluyendo entre los perjudicados a quienes se encuentran en el grupo de riesgo. Así, un obrero con una enfermedad previa como diabetes o problemas cardíacos es castigado por la empresaria con una reducción ilegal del salario. Es necesario aclarar que la patronal “ya avisó” que el recorte salarial será mayor cuando se corten los ATP -los subsidios que el gobierno entrega a las empresas para pagar salarios, a costa del Anses y mientras recorta las jubilaciones.

En estas últimas semanas la producción en Guidi aumentó considerablemente y se espera que trabajará a toda máquina en agosto. Sin embargo, la empresa se niega a poner el transporte a los trabajadores que tienen vehículos propios. Muchos asisten al trabajo con su propia movilidad, pero si sus vehículos tienen un desperfecto técnico, por ejemplo, deben asistir en transporte público, ya que la patronal no los incluye en el recorrido del transporte de la empresa, rompiendo las disposiciones del gobierno. A quienes no asistan por este motivo se les descuenta el día, forzando a que los trabajadores, por defender su salario, expongan su salud y las de sus familias viajando en transporte público.

A esto se suma la falta permanente de alcohol en gel y jabón y otras medidas de higiene elementales. Las plantas de Carolina Castro son terreno liberado para el incumplimiento de todas las medidas sanitarias. En el caso del parque de Almirante Brown, es zona reconocida por las patronales para atropellar, contaminar y despedir libremente, con total aval del municipio que lidera el pejotista Cascallares. La empresaria Carolina Castro viene envalentonada, además, luego del almuerzo con Alberto, ya que lógicamente fue una señal política de aprobación a los que recortan el salario, ponen en riesgo la salud de los trabajadores y despidieron 300 mil trabajadores en lo que va de la cuarentena, a pesar de un decreto de prohibición de despidos que es papel mojado.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM), particularmente en Guidi, deja pasar todas estas arbitrariedades sin que se les mueva un pelo. Una seccional que bajó las persianas antes de que comience la cuarentena no juega ningún papel en defensa de los metalúrgicos. Esta orientación no está fuera del eje de la conducción nacional de la UOM que lideran Caló, el Barba Gutiérrez y compañía, que en lugar de preparar a los trabajadores del sector para defender el salario, convocar un congreso de delegados que discuta y resuelva un plan de acción por las paritarias y los protocolos sanitarios, se dedica a firmar pronunciamientos favorables a las patronales por subsidios y exenciones impositivas, así como la extensión de las suspensiones con recorte salarial junto a las empresas metalúrgicas nucleadas en Adimra.

Hay que poner en pie agrupaciones independientes del Estado y las patronales en cada fábrica de la UOM, para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores.

También te puede interesar:

Una primera victoria Popular, ¡tierra para vivir!
La continuidad de Berni dejó pagando a más de un “progresista” cooptado por el kirchnerismo.
El próximo miércoles 23 de septiembre a las 10 hs acompañaremos la movilización a la fiscalía descentralizada del distrito de Malvinas Argentinas.
Los enfermeros marcharon por el reconocimiento de su carrera profesional, aumento de salario, derecho al descanso y equipos de protección.