03/09/2015 | 1379

«La Bermellón se constituye como el único norte posible para enfrentar el ajuste»

Entrevista con Raquel Blas, candidata a secretaria general de ATE Nacional, hecha en la víspera del comicio de este 2 de septiembre.


-¿Contanos cómo se desarrolla la campaña electoral de ATE?


 


-En ATE estamos en un escenario de fractura de la Verde. Es la expresión más clara de la descomposición de una conducción abiertamente alejada de las necesidades de los trabajadores.


Por un lado, la Verde, del sector que dirigió históricamente ATE, cuya descomposición terminó en este escenario, un sindicato que ha inmovilizado al conjunto de los trabajadores y que, por ejemplo, tiene como resultado aumentos miserables y en cuotas, o que los contratados deban someterse a concursos abiertos, porque no tienen el derecho de pasar a planta permanente.


Por el otro está la Verde-Blanca, que no es otra cosa que un frente de los sectores K junto con la Azul. Esta lista tuvo el apoyo del gobierno nacional mediante Edgardo Depetris, conocido por haber vetado el 82% móvil, haber sostenido los techos salariales en baja y bancado la represión en la Panamericana contra los trabajadores de la Línea 60. Su principal candidato, «Nando» Acosta, viene de Guardia de Hierro y hoy está con Milagro Salas, en el mismo partido, aliados con el gobernador Felner, quien apañó la represión del ingenio Ledesma durante el golpe.


 


Ante esta situación, la única lista que reúne en su seno agrupamientos independientes de trabajadores, que han luchado a través de sus comisiones directivas, seccionales, juntas internas, delegados y activistas, es la Bermellón, que se constituye como el único norte posible para enfrentar el ajuste en unidad y pelear por nuestros derechos como trabajadores con independencia de los gobiernos y los partidos patronales.


 


-En Mendoza se presentaron dos listas verdes y la Naranja, ¿qué nos podés decir de esto?


 


-La Verde-Blanca de «Nando» Acosta es un claro espejo de la situación nacional, integrada en muchos casos por funcionarios políticos, por delegados que transaron con la patronal a espaldas de los trabajadores e incluso por la patota del corrupto Luis Lobos, de Guaymallén, que viene de perder las elecciones.


 


La Verde del «Cachorro» Godoy se armó sobre la base de prebendas y de lo más atrasado de la anterior directiva, sin ningún tipo de propuesta.


 


En los dos casos utilizan la necesidad de los compañeros para integrarlos a las lista, son armados de aparato que buscan desactivar una dirección que se ha plantado frente al gobierno, que sea, por lo tanto, facilitar la aplicación del ajuste.


 


-¿Qué pudiste ver en tu gira nacional?


 


-Recorrer varias provincias te da una gran tristeza respecto de las políticas de las distintas seccionales de ATE. En muchos lugares no hay paritarias y donde las hay los «dirigentes» firman a espaldas de los trabajadores. La experiencia de paritarias libres y abiertas con la participación de todos los delegados, como en Mendoza, no existe en ningún otro lugar del país. Los dirigentes no realizan asambleas y donde se hacen, no se respetan los mandatos. Esto se traduce en condiciones de trabajo lamentables, pero también de salario. Llegando en algunos casos a tener el 70% del salario en negro. No se permite la afiliación de los trabajadores en negro o precarios, y lógicamente no se pelea por su pase a planta.


 


En muchos lugares se han armado mutuales anexas al sindicato, desde donde se sostienen políticas clientelares para mantener la afiliación de los trabajadores. En definitiva, son sindicatos que funcionan más como rueda de auxilio de los gobiernos que de los trabajadores.


 


-¿Y la Bermellón?


 


-La Bermellón ha significado un fuerte reagrupamiento. En muchos lugares fue la primera vez que se presentó como Bermellón o Naranja. Nuestro compromiso como Lista Bermellón ha sido que, más allá del resultado en ATE, vamos a mantener este espacio de organización y lucha para imponer las políticas de los trabajadores en los sindicatos y seguir organizados solidariamente para resistir el ajuste que viene, y lograr las conquistas que nos faltan. Llamo a todos los trabajadores estatales del país seguir organizándonos para recuperar los cuerpos de delegados y los sindicatos que nos faltan.

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó una asamblea en la explanada del Hospital Central en defensa de los trabajadores de la salud.
En un juicio amañado, la secretaria general de la CTA Autónoma Mendoza y Roberto Macho, de ATE Mendoza, recibieron tres meses de prisión en suspenso por una protesta callejera.
Basta de persecución a los luchadores y la izquierda
Godoy y Micheli le hacen el juego a Triaca