02/11/2000 | 686

La burocracia de Utpba en frente común con Clarín-Olé

La conducción de la Unión de trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba) rechazó abiertamente el reclamo de loe compañeros de Ciaría y Olé, volcado en varias asambleas masivas y en un petitorio fir­mado por más de 400 compañe­ros, para que fueran expulsa­dos del sindicato los ex delega­dos del diario Quatromano y Camaratta, por ser agentes de la patronal. En la asamblea ex­traordinaria convocada el pa­sado jueves 24 para tratar las expulsiones, la conducción los defendió con uñas y dientes e hizo votar que Camaratta no’ fuera alcanzado por la sanción por “razones humanitarias y políticas”.


El hecho es de suma grave­dad. Ocurre que además de su historial, Quatromano y Camaratta, en acuerdo con la empre­sa, han iniciado un juicio contra la Utpba en reclamo de su repo­sición en el cargo de delegados, y de eso se toma la patronal pa­ra no reconocer a la nueva Co­misión Interna, respaldada por el voto de casi 600 compañeros de los dos diarios. Por si esto fuera poco, Quatromano y Camarata utilizan en el juicio ele­mentos probatorios suscriptos por el… gerente de personal del monopolio de medios.


En los días previos a la asamblea, la conducción de la Utpba había repartido en Clarín-Olé y en otras empresas del gremio un periódico con una se­rie de provocaciones contra la Comisión Interna y el Partido Obrero, falsificando citas de Prensa Obrera, animando la ta­rea de la patronal que quiere descabezar a toda costa a la CI.


En la asamblea del gremio, el secretario general y otros di­rectivos del sindicato pretendie­ron diferenciar a Quatromano de Camarata, este último miembro de la conducción de la Utpba hasta que ésta debió se­pararlo luego que cinco asam­bleas masivas de los trabajado­res de Clarín y Olé lo repudia­ran a los gritos.


El argumento más repetido es sorprendente: la necesidad de ser “generosos” con el caído en desgracia.


Camarata, al que la conduc­ción llama “compañero”, no tu­vo empacho en formar el año pasado una lista “cerrada” con Quatromano para la Comisión Interna, para desplazar a un delegado combativo que la em­presa había represaliado. Y Quatromano, que formó parte de todas las comisiones directi­vas que pasaron por el sindica­to desde 1984, fue separado si­gilosa y clandestinamente de la conducción de la Obra Social en 1995, sin informarse jamás los motivos y en medio de fuertes denuncias de “enriquecimiento ilícito” que circularon. Reciente­mente apareció en programas de televisión como organizador de competencias de 4×4 y via­jando por África.


En medio de la asamblea un compañero preguntó si la “ge­nerosidad” pedida por la con­ducción estaba justificada en que Camarata había desistido del juicio contra la Utpba y los trabajadores de Clarín-Olé. La respuesta aquí también fue sor­prendente: “No”. Una verdade­ra provocación.


Con una base de apoyo que se debilita todos los días, la conducción de la Utpba hizo aprobar su moción con el voto de los rentados y más de 150 jubilados movilizados genero­samente en ómnibus y trafics. Pese a que la conducción ‘borró’ la lista de oradores, las inter­venciones que llegaron a reali­zar dos compañeras de la Comi­sión Interna de Clarín-Olé con­mocionaron la asamblea. Esto, junto a la indignación que ge­neró la actitud de la directiva, generó debates entre los pro­pios ‘votantes* de la conducción y el retiro de varios de ellos an­tes de la votación, actitud que también tomaron muchos de los compañeros de Clarín-Olé que se fueron de la asamblea con bronca y a los gritos, en re­pudio a la provocación.


La dirección de la Utpba ha dejado abierta la puerta para que la patronal de Clarín-Olé monte una provocación contra los trabajadores y su organiza­ción gremial interna. Por su parte, los trabajadores de los dos diarios, junto a la Comisión Interna, han lanzado una cam­paña pública pidiendo el reco­nocimiento de los nuevos dele­gados. Esta es también una ta­rea prioritaria de todo el gre­mio. Hoy somos todos compañe­ros de Clarín-Olé.

También te puede interesar:

Vamos con todo al paro del miércoles 9 en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores de prensa.
Sobre el artículo de Clarín desligando la responsabilidad sobre las fuerzas represivas en su asesinato
#ParoSipreba. Ahora es cuando. Vayamos por un plan de lucha hasta ganar.
"Hay que empezar por los derechos laborales de las trabajadoras", Romina Del Plá acompañó el dictamen en disidencia.
Necesitamos una asamblea general para rechazarlo y un plan de lucha por el salario.