06/01/2011 | 1162

Paritaria bancaria: La burocracia quiere consumar un fraude contra los trabajadores

El pasado 22 de diciembre, La Bancaria firmó un acta con las patronales. El acta en cuestión prorroga la paritaria para la segunda semana de marzo de 2011 y otorga a cuenta del porcentaje a acordar 1.000 pesos por mes para enero y marzo. Pero el acta permite que los bancos que tienen a sus call centers por debajo de sueldo de convenio le paguen a esos trabajadores 800 pesos en lugar de los 1.000 pesos correspondientes. O sea que la burocracia permite la discriminación laboral entre los bancarios. Por otra parte, las negociaciones no mencionan la situación de los tercerizados, que ya suman 10 mil trabajadores.

Para la gran mayoría de los bancarios, los 1.000 pesos «de emergencia» no llegan a ser ni siquiera el 20% del sueldo. Para los compañeros de los call centers, representa tan sólo un 23%. El acta es el puntapié inicial de una claudicación que prepara la bancaria en beneficio de las patronales que han producido más beneficios en el curso del último año. Para firmar el acta, la burocracia ni siquiera convocó al plenario de delegados del gremio; mucho menos a asambleas por sector.

Mientras tanto, los trabajadores y la Comisión Interna del Banco Nación bloqueaban la salida de los camiones de caudales en protesta porque no se les entregó ninguna gratificación. Teniendo en cuenta que los compañeros del Banco Ciudad le arrancaron al directorio macrista una gratificación de 7.700 pesos y que los compañeros del Central recibieron otro tanto, los del Nación fueron por lo suyo.

A pocas cuadras del piquete de los bancarios, el gremio rosqueaba un acuerdo salarial nefasto y ni siquiera se expedía por la necesidad de una gratificación para todo el gremio. Mucho menos, salía a apoyar la lucha de los compañeros del Nación.

Los bancarios que están tercerizados, incluso algunos ya afiliados a La Bancaria, no están siendo parte de ninguna negociación para el pase a convenio. La situación en los calls tercerizados está que explota: ya se han hecho medidas de acción por fuera del control de la burocracia. Los burócratas gerontes no saben qué hacer cuando los pibes se les plantan y les exigen medidas de lucha.

Por lo que se ve, el gremio está una situación muy rica en conflictos y muy pobre en orientaciones. La burocracia sobrevive porque todavía no se ha puesto en pie ningún plenario de las comisiones gremiales opositoras. Impulsemos plenarios de delegados de base, como en el Ciudad y el Provincia, para luchar por el pase a convenio de todos los tercerizados y un aumento salarial del 40%. Fuera la burocracia del sindicato, la tarea del momento es construir una nueva dirección de la mano de los compañeros de los calls, de los tercerizados y la juventud que está saliendo a luchar. A esta tarea está abocada la agrupación Tribuna Bancaria.

 

En esta nota

También te puede interesar:

La lucha por el pase a planta es la base para quebrar la ofensiva flexibilizadora de las patronales bancarias.
El acuerdo va en la línea del presupuesto de ajuste y la proyección trucha de la inflación.
Debe resolver por la inconstitucionalidad de la ley 15.008. Vamos por la recuperación de la caja previsional.