16/09/1996 | 511

La cooperativa Belgrano quiere estafar a los choferes

El gobierno nacional dispuso la inhabilitación general de bienes de la Cooperativa Belgrano de Seguros, que agrupa 160 empresas y más de 240 líneas de colectivos. Según funcionarios del gobierno, la empresa tiene un faltante de 70 millones de pesos en el capital mínimo requerido. Los patrones de la Belgrano alegan que el gobierno les debe 40 millones de pesos del disuelto Instituto Nacional de Reaseguros (INDER). “Si nos hacemos cargo de los juicios perdidos —dicen ahora los patrones de colectivos de la Aseguradora— no vamos a tener plata para pagar los sueldos ni vamos a poder garantizar el servicio de colectivos” (Clarín, 31/8).


La conclusión es muy clara: una vez que se robaron la plata de la Cooperativa, sus dueños no quieren pagar las indemnizaciones a los trabajadores afectados por accidentes de tránsito, ni tampoco los sueldos a sus propios trabajadores. Quieren que los choferes paguen la quiebra de la Aseguradora, provocada por la malverzación de fondos de sus dueños.


Para las patronales, la quiebra de la Belgrano es una solución, porque se hará a costa de asegurados y trabajadores. Luego de esto, las patronales inventarán otra aseguradora. Por eso no hay que prestarse al juego de estos explotadores.


Las patronales del transporte quieren liquidar las condiciones de trabajo actuales, desconocer los convenios; tercerizar sus empresas para pagar la mitad de los salarios a los que no son choferes.


Recientemente, un grupo de trabajadores de El Halcón (línea 148), salió a manifestar un reclamo en las puertas de IBM por una deuda de la empresa con esta multinacional por la venta de máquinas expendedoras de boletos. Sin embargo, fue la empresa El Halcón la que a principios de año, había abierto el ‘fuego’ de las rebajas salariales y del desconocimiento del actual convenio de UTA. Es un gran error movilizarse por estos patrones, porque con ello avalan las razones que éstos esgrimen ahora para no pagar los salarios.


Los trabajadores de Transporte del Oeste hicieron, sin embargo, ‘aparecer la plata’ que se les debía a pesar de que la patronal alegaba montones de deudas. ¿Cómo? Con 8 días de huelga general que púsieron en peligro la concesión de la línea para esa patronal.


El gobierno y las empresas se deben hacer cargo de los juicios, de lo contrario los choferes y los afectados por los accidentes van a salir perjudicados de estas maniobras. Precisamente, “para calmar los ánimos de los empresarios del transporte automotor, la Superintendencia de Seguros de la nación le otorgó a la compañía Belgrano Sociedad Cooperativa limitada de Seguros un plazo de tres semanas para regularizar sus cuentas” (Clarín, 6/11).


No hay que permitir que las estafas de los patrones del transporte y del gobierno sean pagadas por usuarios, transeúntes y choferes

También te puede interesar:

Vamos por $130.000 de salario inicial de bolsillo.
Le deben salarios y aguinaldos.
El accidente de Chascomús se da en un cuadro de precarización laboral en las empresas del transporte.
Es necesaria la estatización bajo control de trabajadores y usuarios.
Los hechos se produjeron mientras se realizaba una actividad.