15/03/2018

La Corte Suprema, agente de la ofensiva antiobrera contra los trabajadores del subte

Por S. V.

 Conferencia de prensa de la AGTSyP del 15 de marzo ante el fallo de la Corte


El reciente fallo de la Corte Suprema contra la personería gremial de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) constituye un acto tendencioso contra el sindicato mayoritario de los operarios del subte.


El tribunal máximo rechazó un recurso extraordinario de la AGTSyP, en la que la gremial solicitaba revisar un fallo de la Cámara de Apelaciones del Trabajo –por la que, a instancias de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), se suspendía la resolución que en su momento había otorgado la personería gremial a la AGTSyP. 


La Corte Suprema argumentó que la solicitud de la AGTSyP no apuntaba contra una sentencia definitiva, y sugirió que el trámite se termine de dirimir en el Ministerio de Trabajo. Se trata de un espaldarazo de hecho a la conducción burocrática de la UTA, encuadrada en el frente político de la burocracia sindical y el gobierno contra las organizaciones combativas del movimiento obrero.


Representatividad


La personería gremial fue concedida por el entonces ministro laboral Carlos Tomada, poco antes del fin del gobierno Kirchner. Se basaba en el incumplimiento de la UTA de los requisitos para participar en una compulsa, que definiría qué organización prevalecía en el subterráneo –a sabiendas de la que la AGSTyP lo superaba con creces. Vale señalar que, durante los prolongados trámites previos, la conducción yaskista del sindicato mantuvo siempre en relación con esta causa una actitud estrechamente legalista, sin movilizar al gremio por esta causa –ello como producto de su confianza en Tomada y el régimen K, pese a que este siempre cultivó buenas relaciones con la burocracia de UTA.


Yendo a lo que importa: a nadie le cabe duda de que la AGTSyP es el único sindicato que representa a la aplastante mayoría de los trabajadores del subte, y que  tiene la capacidad de dirigir la lucha por sus reclamos. Nunca se debe olvidar que es la heredera del histórico cuerpo de delegados que, perteneciendo a la UTA, reconquistó –mediante la acción directa– la jornada de 6 horas por insalubridad y un salario "digno"; terminó con los despidos arbitrarios y barrió el trabajo tercerizado del subte.


Por una gran asamblea general


En vistas de ello, todo este laberinto legal no pasa de ser una manifestación del ataque del gobierno y sus aliados patronales a los sindicatos que, potencialmente, pueden romper el dique de contención de la burocracia sindical, abriendo paso a rebeliones obreras contra el arrebato de sus conquistas más básicas. Se trata, además, de un fuerte ataque a la libertad de organización del movimiento obrero.


En sus primeras declaraciones, la dirección de AGTSyP ha manifestado que esta decisión de la Corte no va a coartar ningún reclamo ni acción del sindicato, que conserva legalmente todas sus atribuciones gremiales.


Lo que corresponde es convocar una gran asamblea general de la AGTSyP, con retención de servicio, para votar una agenda de acción, por el 35% de aumento salarial reclamado y por la salubridad (asbestosis, trabajo en alta tensión, mantenimiento). Tal es el planteo que está desarrollando la Agrupación Naranja del Subte


Una demostración de organización y lucha elimina toda duda sobre cuál es la organización que los trabajadores del subte consideran propia.

También te puede interesar:

Vamos por $130.000 de salario inicial de bolsillo.
Le deben salarios y aguinaldos.
El accidente de Chascomús se da en un cuadro de precarización laboral en las empresas del transporte.
Es necesaria la estatización bajo control de trabajadores y usuarios.
Los hechos se produjeron mientras se realizaba una actividad.