31/05/2012 | 1224

La CTA Micheli debe convocar a un plan de lucha

El 'Consejo Federal de la CTA' michelista declaró el paro más largamente anunciado del año. Forma parte de una clásica 'agenda' autorreferencial. Es totalmente ajeno a las luchas durísimas que están protagonizando los trabajadores estatales y los judiciales. En marzo pasado hicieron una marcha con iguales objetivos, a la que invitaron sin suerte a Moyano.


Un verdadero plan de lucha de la CTA, sin embargo, es una necesidad. Lo prueban así la gran lucha del Inti, de la Secretaría de Hacienda o los trabajadores de Educación de la provincia de Buenos Aires, o la gran huelga judicial.


La extraordinaria huelga del Inti, que acaba de ser refrendada en una asamblea sin precedentes (ver nota) vale ella sola el plan de lucha. En la Secretaría de Hacienda los estatales protagonizaron también una lucha ejemplar, que afectó a más de 500 compañeros durante largos cinco meses. La semana pasada, lograron hacer retroceder al gobierno que había eliminado un premio que se cobra desde hace cuarenta años por la tarea de confeccionar el presupuesto nacional, que implica entre 10.000 y 40.000 pesos anuales por compañero, lo cual anulaba por completo el magro aumento paritario estatal. En Educación de La Plata, la combativa Comisión Interna de ATE lleva casi tres semanas de paro, porque el gobierno de Scioli ha eliminado el paritario de las horas extras.


El paro del 8 de junio está al margen de estas luchas. Nuestra posición es parar para preparar un verdadero plan de lucha: reabrir las paritarias, eliminar los techos salariales, fuera el ajuste y el tarifazo. En Amsafe-Rosario, un masivo plenario de más de 150 delegados votó llevar a las escuelas la moción de parar el 8, por la reapertura de las paritarias docentes y contra el ajuste en la educación.

En esta nota

También te puede interesar:

La burocracia ratifica apoyo al presupuesto bonaerense de ajuste.
Las burocracias sindicales respaldan un presupuesto de recorte salarial y precarización laboral.
Seccionales combativas del Suteba rechazan el recorte salarial y la precarización laboral del Presupuesto 2022.  
Sobre un informe acerca de la concentración empresaria y la inflación.
La burocracia sindical no defiende a los luchadores y activistas que enfrentan las reformas antiobreras.