14/10/2020

La docencia universitaria dice no al 0% de aumento

Paro 48 horas,14 y 15 de octubre.
Por Ileana Celotto Secretaria general AGD UBA

Con una paritaria vencida ya hace más de 100 días y frente a la nula propuesta por parte del gobierno nacional, hoy miércoles 14 y jueves 15 el conjunto de los docentes universitarios y preuniversitarios haremos un apagón virtual.

En Caba, organizado por AGD UBA, concurriremos el 14 al Ministerio de Trabajo en ocasión de reunirse el Consejo del Salario para reclamar un salario igual a la canasta básica de $45.000, y el 15 haremos una acción frente al ministerio con una “performance” para demostrar la precariedad y flexibilidad laboral que enfrentamos en nuestras universidades.

A pesar de no presentar ninguna oferta en las pocas reuniones paritarias en el Ministerio de Educación, “Off de record” los funcionarios fernandistas tiraron que el techo será del 7 %, porcentaje que intentan imponer a partir de la entregada de UPCN para estatales y FATUN para los no docentes universitarios.

Un 7 % representa un nuevo golpe a nuestros bolsillos. El tercero desde que asumió este gobierno, que nos excluyó del bono que dio a estatales con la excusa que teníamos una gatillo en marzo. Luego nos anuló la cláusula, conquistada como parte de la paritaria del 2019 con Macri y que actualizaba el salario en base a la inflación de octubre 2019 a febrero 2020. Pudieron imponer ambas cuestiones por el acuerdo de Conadu, Fedun, UDA, Ctera y Fagdut, todas federaciones integradas al oficialismo. Problemas económicos fue la explicación, a pesar de no haberse declarado aún la pandemia. La única federación que no avaló ese robo fue la Conadu Histórica, en base a la decisión de sus organismos.

La misma situación se repitió luego con la firma, en junio, de las condiciones de trabajo durante la virtualidad, en las que no se consideran cuestiones básicas conquistadas en el CCT. La entrega de estas burocracias está sostenida por su total cooptación e incorporación al gobierno al extremo de entregar los reclamos más elementales de sus representados: el salario y condiciones de trabajo.

En todos estos meses, virtualización forzosa mediante, el malestar entre la docencia fue creciendo. Sobre esa base es que el encuentro nacional de la docencia universitaria, impulsado desde la Naranja, y al que convocó una asamblea de AGD, logró reagrupar a los sectores más combativos de ambas federaciones con el objetivo de debatir e impulsar un plan de lucha en común. Finalmente el plenario de secretarios generales de la Conaduh convoca a paros el 28 de septiembre y el 6 de octubre , a los que se suma la Coad, uno de los principales sindicatos de la otra federación. Por el salario, pero también, por las extenuantes jornadas de trabajo – no reconocidas-, y por tener que cargar con el costo total de la enseñanza virtual que con tanto esfuerzo y a los golpes estamos sosteniendo.

En la UBA se agregan a los reclamos generales, situaciones de avance en la precarización en varios sectores. Desde mensualización de las designaciones, falta de pago en salarios, ausencia de nombramientos entre los principales, y por supuesto los miles que siguen trabajando sin cobrar salario. Este rectorado, al igual que el resto de las 57 universidades nacionales, recibió $1400 millones para gastos, de los cuales ni un peso fue para paliar las necesidades acuciantes de los trabajadores docentes y no docentes ni para las becas estudiantiles.

La bronca de la base docente frente a la falta de respuesta del gobierno y a la parálisis de las negociaciones paritarias se impuso en las asambleas y así la Conadu Histórica convoca esta semana a una nueva jornada de paro, esta vez de 48 hs. La definición de la federación y la presión de sus propias bases obligaron a la burocrática Conadu a sumarse a esta medida de lucha, más para descomprimir que para organizar, como lo demuestra el hecho de que, un día antes del paro, todavía ni siquiera lo han difundido. Un anticipo de que quienes ya nos entregaron una y otra vez, se preparan para volver a hacerlo.

Por eso, más que nunca, ambas jornadas deben ser tomadas a fondo por el conjunto de los sindicatos y agrupamientos combativos de las universidades nacionales. Con movilizaciones, acciones de lucha y asambleas para rechazar cualquier firma que no signifique una real recuperación del salario. Para eso la asamblea de AGD, al igual que ha planteado la Naranja en todas las asambleas docentes, reclama el 40 % de aumento con indexación mensual y un plan de lucha para imponerlo. Tenemos que frenar el ajuste a nuestros bolsillos, el avance precarizador y defender el convenio colectivo y el 82 % móvil.

También te puede interesar:

Una respuesta a la Secretaria Académica de la UBA, Catalina Nosiglia.
El 27 y 28 en el marco del paro nacional de la Conadu Histórica
El miércoles 28/10 a las 14hs movilizamos a Congreso, contra el ajuste educativo.
Una jornada de lucha impuesta por abajo, en rechazo al ajuste y al FMI, pero con un operativo de la dirección para colocarla el campo del gobierno.