09/09/2015 | 1380

La elección de la Bermellón


La elección en la provincia de Buenos Aires mostró la consolidación de la Bermellón como alternativa. El escrutinio provisorio arroja 26.400 votos a la Verde, 6.000 a la Verde-Blanca, 2.600 para la Bermellón y 1.500 para la Azul. Donde no pudimos fiscalizar, el promedio de votación de 45-50 por ciento del padrón, suben a 80 por ciento, con más del 90 por ciento de los votos a una misma lista.


La Verde-Blanca no pudo siquiera ganar en los pagos de su candidata a la secretaría general, Selva Guillen, que perdió Quilmes.


 


La elección de la Bermellón


 


En Almirante Brown-Presidente Perón, luego de atravesar una crisis por la expulsión del secretario general por prácticas de corrupción, la Marrón-Naranja logró revalidar el mandato en esta seccional combativa con un 53%, en una dura lucha con sectores oportunistas que buscaron disputar la conducción con un discurso izquierdista.


 


En Lomas de Zamora, tanto la Verde como el kirchnerismo jugaron fuerte poniendo muchos recursos económicos para armar lista y disputar el voto, pero los compañeros eligieron con un 62 por ciento continuar con la dirección combativa.


 


En La Plata sacamos 566 votos, arañando el 20 por ciento, saliendo segundos, creciendo en relación con la elección anterior y ganando en Educación sede, Economía, Patronato de Liberados, Legislatura, Arba, Ioma y Desarrollo Social.


 


En Hurlinghan-Ituzaingó ganamos en el Inta con un 81 por ciento y sacamos 18 por ciento a nivel seccional, al igual que en Moreno donde también se ganó en el hospital local.


En el interior bonaerense realizamos como Naranja-Tribuna Estatal una gran elección en dos seccionales. En Bahía Blanca, con un 23,5 por ciento, y en Mercedes, con un 20 por ciento, nos plantamos como una alternativa real frente a la Verde.

También te puede interesar:

"Me estoy guardando todos los links de los medios en los que estás hablando y cuando todo pase yo sé bien lo que tengo que hacer", le dijo un efectivo.
Los datos oficiales reflejan el impacto de la precarización laboral, el vaciamiento de testeos y el déficit de testeos.
Se trata de Patricia González, dirigente del Partido Obrero.