17/04/1997 | 535

La gran jornada nacional del 14

El lunes 14 fue una jornada nacional de lucha y movilización excepcional. La Ctera se vio obligada a convocar a un paro nacional de 24 horas, bajo el acicate del levantamiento neuquino, de la represión, de la gendarmería y del asesinato de Teresa Rodríguez.


La convocatoria de Ctera fue la señal para que se desarrollara un amplio movimiento de lucha nacional. En primer lugar, paró en forma masiva el gremio docente. Incluso en Mendoza, donde la dirección de Garcetti no había convocado a ninguno de los paros en solidaridad con la huelga neuquina. La movilización docente fue nacional. En pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires, se realizaron fuertes paros y marchas. Pararon distritos que hasta ahora no lo hacían por el peso del presentismo. También se plegó la docencia universitaria.


Pero quizás una de las características más importantes ha sido la irrupción de la juventud secundaria en todas partes, no sólo entre los fogoneros de Cutral Co o en los piquetes de Neuquén, sino también aquí, en la Capital y el Gran Buenos Aires. Desde temprano se hicieron actos y movilizaciones.


Esta irrupción de la juventud estudiantil es un barómetro del estado de ánimo que alienta al conjunto de la población explotada.


La burocracia de la CGT, embarcada en la candidatura de Duhalde, se negó a convocar al paro nacional y finge una ‘jornada de duelo’ para el jueves 17, con paros de una hora por turno. La dirección burocrática quiere defender a toda costa la tregua con las cámaras patronales y el gobierno, y evitar el naufragio de la candidatura de Duhalde. El MTA tampoco convocó a parar. Sólo envió delegaciones a la marcha a Plaza de Mayo.


A pesar de la hora, concurrieron a la marcha unas 35.000 personas. Las consignas en favor de un plan de lucha y un paro activo nacional eran apoyadas masivamente. En la marcha tuvieron un lugar destacado los sectores en lucha (Editorial Atlántida, Malbrán, etc.).


El discurso de la Maffei (secretaria general de Ctera) no dio respuesta a este estado de ánimo combativo. Se limitó a reclamar la renuncia de Corach, pero no le dio continuidad a un plan de lucha nacional para unificar la resistencia docente nacional (Neuquén, San Luis, Santa Fe, etc.) a la puesta en marcha de la reaccionaria Ley Federal de Educación.


Las puebladas de Cutral Co y Plaza Huincul crean un clima más amplio y propicio para marchar hacia una nueva jornada nacional de lucha y un paro general.


El martes 15 se vuelve a reunir el Plenario de Secretarios Generales de la Ctera. Aunque hay expectativa en sectores de la base docente de que saque un plan de lucha, la orientación de la dirección centroizquierdista no es profundizar y nacionalizar la lucha, sino la de usar las luchas en curso para negociar con el gobierno. (Ver notas sobre cómo en Neuquén se está entregando la huelga, a la que se considera desestabilizadora del gobierno antiobrero).


En el gremio docente se plantea la necesidad de bregar por imponer un programa que sirva para motorizar la resistencia hacia un plan de lucha y la huelga general: salario de base docente de 700 pesos; incorporación del presentismo al básico; derogación de la ley de educación; derogación de todos los decretos con que ha empezado a implementarse en las provincias (Neuquén, Río Negro, etc.).


¡Hacia la Huelga General!

También te puede interesar:

La dirección de Ctera archivó el argumento de que “el límite es la muerte”.
El detonante fue el fallecimiento de Mónica, la docente herida gravemente.
Otro crimen laboral del Estado, exigimos paro nacional de Ctera.
Una campaña que cobra cada vez más apoyo en el movimiento obrero, expresando la necesidad de encontrar un canal de independencia política.
La burocracia de ATE y ATEN dejan pasar los despidos. ¡Reincorporación ya!
Acerca de un congreso internacional realizado por la central gremial docente.